Compartir

Recientemente el Servicio de Electrofisiología Cardiovascular y Hemodinamia e Intervenciones por Cateterismo, recibió un importante equipamiento que garantiza un gran avance para las enfermedades del corazón que representan un problema de salud pública en el mundo.

La electrofisiología es una subespecialidad de la cardiología de muchísimo crecimiento en los últimos 20 años; y una especialidad que puede modificar la historia natural de muchas enfermedades, entre ellas la muerte súbita, desde ahí la importancia de tener un servicio de electrofisiología de primer nivel.

Por este motivo, disponiendo de los últimos equipos de generación avanzada, un profesional del Servicio de Cardiología realizo un perfeccionamiento en un centro de alta complejidad ubicado en la provincia de Buenos Aires, donde durante dos meses profundizó y se capacitó sobre esta tecnología y su actual manejo innovador.

Estos nuevos métodos suponen un salto adelante en los tratamientos de niños y adultos con enfermedades cardíacas. Como son altamente complejas, estos pacientes requieren ser atendidos en centros con tecnología de punta como es hoy el HAC.

El corazón no tiene tiempo para distraerse. Se tiene que concentrar en latir, un error en el impulso eléctrico puede causar múltiples consecuencias, es decir, que promover una atención integral segura y eficaz, es de suma importancia para cada paciente que la esté padeciendo.

El Gobierno de Formosa mantiene su compromiso de construir hospitales especializados, equipados y con el mejor recurso humano, tarea que se viene construyendo a lo largo de muchos años de este proyecto de provincia.