Compartir

La subsecretaria de Derechos Humanos de la provincia, Silvina Aráuz, puso en valor que el gobernador Gildo Insfrán anunciara que la provincia adherirá a dos leyes de alcance nacional que tienen que ver “con una comunidad madura, con profundos valores humanos, que rechaza toda forma de violencia y donde el Estado asume la responsabilidad política”.

Se trata de las leyes nacionales N° 26.370 y la denominada Ley Micaela (Ley Nacional N° 27.499).

En ese sentido, la funcionaria resaltó que es una decisión “muy valorable” por parte del Gobernador de la provincia. Una tiene que ver con los episodios de violencia en los eventos públicos, donde “el personal de seguridad conocido como patovicas llevarán adelante mayores controles con relación a la admisión y permanencia de jóvenes en eventos públicos”.

La otra ley es la denominada Micaela en homenaje a la joven asesinada en Entre Ríos, quien fue una activa militante de las campañas contra la violencia de género denominadas “Ni Una Menos”.

Acerca de esta temática de género que prevé la ley dijo Aráuz que “ahora con la adhesión de la provincia de Formosa las capacitaciones serán obligatorias en todos los niveles y estamentos del Estado”. Es decir, los tres Poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial; la Administración Pública, en los Municipios, y demás instituciones gubernamentales.  

Explicó que debido a los episodios de violencia y muerte que sufren las mujeres como los femicidios, que fue tipificado en el Derecho Penal del país, “es necesario contar las campañas de sensibilización contra todo tipo de violencia a las mujeres”.

Hizo hincapié en la importancia que tienen los medios de comunicación para replicar o difundir esta temática, reiterando que se trata de cambios socioculturales “a partir  de nuevos conocimientos que permite crear y tomar conciencia de lo que está ocurriendo en la sociedad y que se vinculan  con patrones culturales o estereotipos arraigados como ser el patriarcado”.

Consultada sobre qué tipo de medidas podrían llegar a tomarse en caso de que una persona no acepte asistir a la capacitación, la funcionaria respondió que “la propia ley prescribe que es pasible de sanciones o que por ejemplo en el caso de la Policía puede impedir los ascensos; aunque la institución policial está siendo capacitada hace tiempo en las cuestiones de los derechos humanos y la temática de género”.  

Actos por el 24 de marzo

Consultada sobre las acciones y actividades de cara al aniversario del último golpe de Estado en la Argentina, que será el próximo 24 de marzo, sostuvo Aráuz que se encuentran trabajando diagramando las propuestas que darán inicio el 10 de marzo.

En principio, la Subsecretaría de Derechos Humanos conjuntamente con la Federación de Centros de Estudiantes (FeCEs) del Ministerio de Cultura y Educación, la Agrupación Hijos, dictarán  talleres en los colegios secundarios, donde también acompañarán expresos políticos, familiares de desaparecidos para dar testimonio de lo fue esa etapa oscura que vivió el país de 1976 hasta 1983.

Pero además de brindar un contexto histórico a los estudiantes, contó que “ellos también podrán intervenir a través de  exposiciones ya que la temática de derechos humanos es parte del espacio curricular en los colegios. Entonces que puedan exponerlo a través de música, canto, teatralización, escritos”. Está planificado trabajar en seis colegios secundarios de la ciudad capital y seis del interior,  donde se irán sumando más instituciones educativas, acotando que en los próximos días tendrá más detalles.

Una de las acciones que aún no pudo confirmar es un evento a realizarse en la localidad de Villafañe y obviamente la centralidad de los actos el 24 de marzo, aunque no confirmó el lugar y el horario.  

Política nacional

Por último, opinó que “reconforta que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, reconozca la política de los derechos humanos como parte fundamental de la política de gestión de su Gobierno, porque no son memorias del olvido, sino que nos ayudan a formarnos como sociedad, tener memoria para que nunca más se repita esta circunstancia y que vuelvan a respaldar este tipo de política”.

Ello en función de las palabras del jefe de Estado con motivo de la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación el pasado 1° de marzo, donde le dedicó centralidad a los derechos humanos.

De esta manera, la funcionaria hizo notar que la anterior gestión “en los últimos cuatro años fue un vaciamiento y promovió el olvido de estas políticas tan necesarias; con retrocesos en el ámbito de los derechos humanos”, agregando que “ahora tenemos confianza y la esperanza que esto se pueda revertir”, aseveró.

Finalmente, dejó en claro que en la provincia sí se continúo reivindicando la política de derechos humanos y con el nuevo Gobierno Nacional ven más fortalecido el camino de memoria, verdad y justicia.