Compartir

En el marco del Día Mundial de la Acción contra el Sida, la cartera sanitaria provincial desarrollo  distintas actividades con participación de la comunidad formoseña para difundir información y profundizar en cuidados preventivos.

La cartera Sanitaria entendió que la jornada (que se conmemora anualmente el primer día de diciembre) era una buena oportunidad para concienciar, educar y mejorar la comprensión sobre VIH/SIDA. Por eso, el objetivo es estimular a que todas las personas se hagan el test del VIH, una prueba muy sencilla que ayuda a detectar la presencia del virus”.

campana-sida-2Es por ello que a lo largo de la jornada se desarrollaron acciones en la vía pública, con la presencia de carpas en la cuales profesionales de la salud brindarán información sobre esta temática. En conjunto con actividades abiertas en los Centros de salud de diferentes barrios, al igual que en los hospitales y efectores del interior de la provincia.

El equipo interdisciplinario del Programa provincial HIV/SIDA dependiente de la cartera sanitaria local estuvo a cargo de las mismas, oportunidad en la que se brindo información y se repartieron materiales informativo-educativos. Además, se brindaron consejerías abiertas individuales y grupales para difundir hábitos de cuidado.

Acerca del abordaje de esta patología, el infectólogo Julián Bibolini remarcó que “se ha avanzado mucho con nuevos tratamientos más efectivos y diagnósticos más rápidos. Pero la epidemia mundial aún está lejos de ser controlada y solo con el esfuerzo de todos se logrará controlarla y así, tal vez, algún día se la elimine”.

Fecha

Cada 1 de diciembre los Estados junto a la sociedad civil y los organismos del sistema de las Naciones Unidas, realizan en todo el mundo actividades en torno a temas específicos relacionados con el VIH-sida. El concepto de “Día Mundial” se originó en una Cumbre internacional de Ministros de Salud sobre Programas de Prevención del Sida en el año 1988.

Desde entonces, millones de personas suman su esfuerzo para generar una mayor conciencia alrededor de la epidemia. A su vez, el Día Mundial del sida representa una gran oportunidad para dar a conocer la situación general del VIH e impulsar avances en materia de prevención, tratamiento y atención a los infectados en los países con elevada prevalencia.

El SIDA es una enfermedad infecciosa que ataca al sistema inmunológico. Significa Síndrome (un conjunto de síntomas) de Inmunodeficiencia (que ataca al sistema inmunológico) Adquirida (no es hereditaria, sino causada por un virus). Es provocado por un virus que se llama HIV o VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).

Transmisión

Las vías de transmisión comprobadas son pocas y bien definidas: relaciones sexuales vaginales, anales u orales, sin protección. El paso del virus en las relaciones sexuales se realiza a través de las lesiones o heridas microscópicas que se producen durante la penetración y otras prácticas sexuales, por donde los fluidos de quien tiene el virus ingresan al cuerpo de la pareja. El sexo oral es práctica de riesgo para el que pone la boca.

Vía sanguínea, por compartir jeringas para el uso de drogas o cualquier otro elemento cortante o punzante, o a través de la transfusión de sangre no controlada. Transmisión perinatal, de madre a hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia. De no recibir adecuada atención médica, una madre VIH positiva tiene una chance sobre tres de dar a luz a un niño infectado. Con atención médica, el riesgo de transmisión del virus al bebé es casi nulo.

No se transmite al tener relaciones sexuales utilizando correctamente preservativos, un estornudo, la picadura de un mosquito, compartir la vajilla o los mismos servicios higiénicos, la depilación con cera, no transmiten el virus. La saliva, las lágrimas, el sudor, el aire y el agua, al igual que los alimentos no son vehículos de transmisión.

Tampoco al practicar deportes, besarnos, abrazarnos, darnos la mano, jugar, trabajar o estudiar, bañarnos en duchas o piscinas e intercambiarnos la ropa con personas que viven con VIH. Quien recibe una transfusión de sangre debidamente controlada, no corre riesgos.