Compartir

Se encuentra en la fase de ataque químico que, al finalizar, dará lugar a la etapa de vigilancia comunitaria e institucional.

En diálogo exclusivo con AGENFOR, Alejandro Romero, quien es jefe del Departamento de Control y Vectores de Zoonosis, aseguró que continúa la fase de “ataque químico” con el fin de eliminar las vinchucas que pudieran existir dentro de las viviendas particulares.

“Las actividades que se habían iniciado hace unos meses en la localidad de Laguna Yema se mantienen a fin de completar todo lo que es evaluación de viviendas, mapeo, registro, evaluación para detectar si hay vinchucas y tratamiento químico en caso que correspondiera”, explicó el especialista.

En ese sentido, comentó que también se llevaron a cabo actividades comunitarias con el objetivo de visibilizar dicha problemática, como el 30 de agosto que, en la localidad de Laguna Yema, se conmemoró el Día Nacional por una Argentina sin Chagas, fecha que se estableció por ley desde el año 2014.

“Cuando se cubra esta etapa de ataque químico, podemos iniciar lo que se llama vigilancia comunitaria e institucional, es decir, mantener las viviendas libres de vinchucas gracias a la concientización de la población, a la búsqueda en sus casas y la respuesta oportuna por parte del Programa provincial de Chagas y de los equipos de salud de los centros y hospitales del interior provincial”, argumentó Romero.

Por último, y respecto a la situación de Laguna Yema, el funcionario expuso que se detectaron “escasas cantidades de vinchucas” sobre todo en las zonas rurales, en puestos y viviendas que se encuentran alejadas del ejido urbano.

“Se pudo dar respuesta a esa situación realizando la fumigación correspondiente en las casas”, finalizó.