En el último mes del año siguen los operativos de vacunación gratuita casa por casa

Compartir

Vacunadores y agentes sanitarios del centro de salud 8 de Octubre, ubicado en la jurisdicción cinco de nuestra ciudad, continúan recorriendo las casas de los vecinos, para chequear los carnets de vacunación y aplicar las vacunas faltantes para ponerlos al día.

Cabe señalarse, que dicha tarea, se viene repitiendo periódicamente en distintos barrios de la zona, donde al igual que en el resto de la provincia, se vienen llevando a cabo este tipo de operativos, programados para ampliar la cobertura de vacunas y asegurar a niños y adultos, el acceso a este importante servicio que protege la salud de manera efectiva.

En esta ocasión, fueron visitados los domicilios de las familias del citado barrio y teniendo en cuenta las edades y las condiciones de salud de cada persona, fueron suministradas las dosis correspondientes y, según cada caso, “se iniciaron o completaron los esquemas de cada una de las vacunas que están incorporadas al calendario”, comentaron desde la dirección del efector sanitario.

Añadieron que, además de la vacunación, se dialogó con los vecinos para explicarles, puntualmente, los beneficios que aportan las vacunas para resguardar la salud, haciendo hincapié en que “son una barrera clave para prevenir enfermedades” y que deben aprovecharse porque “son gratuitas, sin ningún costo”.

Les recordaron, asimismo, que si bien hay vacunas para las diferentes edades, la prioridad siempre son los bebés, niños pequeños, adultos mayores, embarazadas y personas que padecen patologías de riesgo, teniendo en cuenta que “están más expuestos a contraer enfermedades porque su sistema de defensas es más débil”.

¿Por qué es importante estar vacunados?

Porque es una de las principales medidas para evitar un conjunto de enfermedades denominadas “enfermedades prevenibles por medio de las vacunas”, las cuales pueden ser desde leves hasta muy graves para la salud, inclusive causar la muerte. 

Tenemos la responsabilidad y obligación de aplicarnos las vacunas que están establecidas como “obligatorias y gratuitas”. Como personas integrantes de la comunidad, debemos utilizar esta valiosa herramienta preventiva para evitar enfermarnos y así, cuidar la salud de  nuestra familia y de otras personas.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, se insta a los vecinos a acudir a los hospitales o centros de salud que le queden más cerca de su domicilio, para ponerse al día con las vacunas y tener siempre el carnet completo y actualizado.