En poblaciones originarias del interior siguen cada semana los operativos de salud

Compartir

Personas de todas las edades son beneficiadas con controles, atenciones y otros tantos servicios médicos que llegan a cada comunidad

El Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano y los equipos de los centros de salud y hospitales, acentúa la vigilancia de salud de los vecinos originarios, por medio de amplias jornadas sanitarias programadas periódicamente.

En este marco, en la colonia aborigen San Carlos, situada cerca de la localidad de Subteniente Perín, las familias renovaron sus controles de salud, con atenciones y otros servicios.

Niños y adultos recibieron atenciones médicas, controles de enfermería, vacunación, entrega de medicamentos y la difusión de medidas para cuidar la salud y prevenir enfermedades, entre las que se recalcaron las que apuntan a evitar la transmisión del coronavirus.

La directora del hospital de Subteniente Perín, doctora Iris Aguayo, comentó que a los niños se le practicaron controles antropométricos de peso y talla, medición de temperatura, del perímetro cefálico y abdominal “y se les hizo la correspondiente evaluación nutricional de acuerdo a cada etapa infantil, a fin de poder chequear su desarrollo y crecimiento, como hacemos habitualmente”.

Además, de los exámenes del niño sano, igualmente se atendieron a los que presentaban “síntomas agudos estacionales, que en esta época del año, están mayormente vinculados al desarrollo de patologías respiratorias, propias del invierno”, indicó. Y agregó que se revisaron los carnets de vacunación “y se aplicaron las vacunas necesarias para completar los esquemas en cada edad”.

Sobre los pacientes adultos, señaló que fueron acentuados los controles a los que tienen diagnóstico de enfermedades crónicas como, por ejemplo, diabetes, hipertensión, enfermedad renal y otras “a quienes se le hicieron los correspondientes controles, que forman parte del seguimiento indicado para que puedan mantenerse en un estado estable, que evite la evolución en otras enfermedades más complejas o graves”.

Se detectaron también, mediante los controles, otros pacientes con factores de riesgo asociados a estas enfermedades, a quienes se les abrió la ficha de empadronamiento “y se le programaron turnos en el hospital para la interconsulta con el especialista, de acuerdo a cada caso”.

Para concluir, el equipo de salud, entregó los medicamentos recetados y cajas de leche para niños y embarazadas. En tanto, fueron repasadas las medidas para la prevención del COVID -19, poniendo énfasis en el uso del barbijo, el lavado de manos frecuente con agua y jabón o el uso de alcohol para higienizar las manos, y la mantener la distancia física de 2 mts con otras personas.

En ese sentido, Aguayo puso de relieve que en cada comunidad, se sigue concientizando a los vecinos, “cada vez que tenemos una oportunidad de charlar con ellos”, insistiendo que los cuidados son fundamentales “aunque seamos cada vez más las personas vacunadas”, porque la vacuna “solo evita que la enfermedad sea grave pero no el contagio. Por lo tanto “debemos seguir cuidándonos entre todos”.