Epidemiología recordó los criterios para considerar caso sospechoso de COVID-19

Compartir

La persona, además de presentar los síntomas, debe venir de un lugar con circulación viral o haber estado con contacto con un caso confirmado o sospechoso de coronavirus.

Los médicos integrantes del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 en Formosa, infectólogo Julián Bibolini y epidemiólogo Mario Romero Bruno ratificaron los criterios para considerar un caso sospechoso de coronavirus.


Precisaron que al no variar la situación epidemiológica de Formosa, desde el inicio de esta crisis sanitaria se mantiene la definición de caso sospechoso ante paciente que tiene temperatura de 37,5 grados o más, acompañando de dos o más síntomas: dolor de garganta, dificultad respiratoria, tos, trastornos del olfato o del gusto.
“Y además, que tenga antecedentes de 14 días antes de haber estado en un lugar con circulación viral. Para nosotros, cualquier persona que viene de fuera de la provincia, de un lugar con circulación viral o que haya estado en contacto con un caso confirmado o sospechoso de coronavirus”, indicó el director de Epidemiología y del Hospital Central, Mario Romero Bruno, durante la conferencia de prensa de este martes.
Describió que para ser considerado caso sospechoso, “debe cumplir el requisito clínico y el requisito epidemiológico” y aquí resaltó: “Para nosotros, es muy fuerte saber de dónde vino, cuándo vino, es así que para mayor seguridad a las personas que vienen de afuera las tenemos en un centro de alojamiento”.
El médico detalló que los criterios de Nación fueron cambiando de acuerdo a la evolución que tuvo la enfermedad en el país, a la epidemiología pero aclaró que “en Formosa la situación no cambió, la situación epidemiológica es distinta. Por lo tanto, la definición de caso sospechoso sigue siendo la primera”.
En este contexto, el epidemiólogo puso como ejemplo a una persona que ingresó a la provincia, se le realizó el hisopado con resultado negativo a coronavirus, fue alojada en un centro preventivo. Si durante los 14 días de su estadía presenta algún síntoma, se transforma en un sospechoso que amerita su traslado a un centro de aislamiento, y repetir el hisopado.
“Estamos agudizando el control de los transportistas, que van y vienen de otro lugar. Dentro de la provincia hacemos búsqueda activa, hisopados a personas que son asintomáticas, con neumonía, pero no son casos sospechosos. O algunos pacientes que al médico le puede dar alguna duda, preferimos hacer de más y no de menos” alertó.

Por último, Romero Bruno nombró como otra medida más en la lucha contra la pandemia a la vigilancia intensificada de todos los pacientes con neumonía que se internan en la provincia, a quienes se les realiza la prueba del hisopado para coronavirus.