Equipos de salud brindan atenciones en las casas de los vecinos de colonias del interior

Compartir

Para dar respuestas a las demandas de salud de todos los integrantes de las familias

Como se hace periódicamente a lo largo del año, un nuevo operativo de atención multidisciplinaria tuvo lugar en la colonia Juan Bautista Alberdi, donde profesionales del hospital Estanislao del Campo, visitaron a los vecinos y concretaron variados servicios de salud gratuitos.

Un equipo de salud recorrió, casa por casa, para brindar a las familias atenciones, controles, estudios varios e instancias de vacunación con el objetivo de ampliar la cobertura sanitaria brindada diariamente en la zona.

Niños y adultos recibieron evaluaciones adecuadas para cada edad; además se puso énfasis en el seguimiento de embarazadas y pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas.

Asimismo, fueron chequeados los carnets de vacunas y se aplicaron las dosis faltantes de las vacunas establecidas en el calendario vigente. Tal como ocurre en esta época del año, que tienen aún días frescos, apropiados para el desarrollo de enfermedades respiratorias, los vacunadores hicieron hincapié en la dosis de vacuna antigripal y las demás que conforman la campaña anual de invierno: triple bacteriana acelular y antineumocócica, destinadas específicamente a los grupos de riesgo.

Consultas

Desde el equipo de salud comentaron que fueron examinados los niños sanos, “con los controles de rutina que nos permite detectar cualquier factor de riesgo o patología de manera temprana, aunque a simple vista no evidencian síntomas”. También se atendió a los que presentaban indicios de enfermedades prevalentes de la época que “son usualmente las respiratorias o algunas dermatitis y trastornos gastrointestinales, a quienes se les indicó el tratamiento a seguir”.

En los adultos se profundizaron los chequeos, haciendo énfasis en los pacientes con factores de riesgo y antecedentes de patologías crónicas: diabetes, hipertensión, cardiovasculares, asmas y otras. “Se llevó a cabo el monitoreo de los tratamientos, tanto clínicos como farmacológicos, para relevar la evolución de cada caso y se programaron turnos para la atención en el hospital con la especialidad necesaria”.

Las embarazadas fueron beneficiadas con los controles prenatales en sus propios domicilios. “Se les midió el peso, crecimiento uterino, se tomó la tensión arterial”, también se evaluó el nivel de glucemia y “fueron suministradas las vacunas determinadas para la etapa de la gestación”.