Compartir

La cartera Sanitaria provincial informa a la comunidad que proseguirán este jueves 25 de mayo las tareas preventivas contra el vector del Dengue, Chikungunya y Zika. En este sentido se efectuarán fumigaciones espaciales en diferentes sectores de la capital formoseña.

Brigadistas sanitarios alcanzarán en la jornada de hoy los barrios: San Martín Norte, San Martín sur, Independencia, Don Bosco, Obrero, Virgen del Pilar, San Miguel, Fontana, Covifol, 2 de Abril, Venezuela, La Paz, Militar, entre otros.

Cabe recordarse que el mosquito Aedes aegypti posee hábitos domiciliarios y elige para vivir y desarrollarse los lugares frecuentados por las personas. Para evitar que este insecto se reproduzca es fundamental eliminar de las casas y alrededores todo objeto que pueda convertirse en su criadero.

Se solicita nuevamente a los vecinos cumplimentar diariamente con los cuidados preventivos difundidos por diferentes medios de comunicación y redes sociales, entre los que se recuerda que deben desecharse todos los recipientes que no son de utilidad como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes y similares.

Además debe evitarse la acumulación de agua en los objetos de uso diario, como por ejemplo baldes, palanganas y otros similares, colocándolos boca abajo o bajo techo. Y para el caso de objetos que se utilicen para el acopio de agua como cisternas, depósitos de agua, aljibes y otros afines, es necesario que sean tapados herméticamente.

También es de suma importancia mantener desmalezados y limpios los patios, jardines y terrenos baldíos. Al tiempo que deben limpiarse los floreros y portamacetas, como asimismo los bebederos y comederos de animales domésticos y mascotas, a los cuales se deben cepillar sus paredes y renovar el agua. Igualmente se requiere, limpiar las canaletas y rejillas arrojando en ellas agua caliente y clorar o vaciar las piletas de natación.

Igualmente, se aconseja a la población a habituarse al uso constante del repelente; su aplicación debe ser renovada cada dos o tres horas, tanto sobre la piel expuesta al aire libre como sobre la ropa, para prevenir la picadura. Además deben utilizarse insecticidas de uso doméstico para ahuyentarlo, como también colocar telas mosqueras en puertas y ventanas para impedir su ingreso al interior de las viviendas.