Este martes ingresarán 57 formoseños que cumplirán el aislamiento en el Albergue Evita

Compartir

El ministro de Gobierno, Jorge Abel González, anunció que este martes ingresarán 57 personas a la provincia que deberán cumplir el aislamiento social obligatorio, en uno de los centros preventivos que dispuso la provincia. Lo hizo durante la conferencia de prensa de este lunes del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19

El titular de la cartera de Gobierno afirmó que son 417 personas las que, actualmente, se alojan en estos lugares acondicionados para cumplir la cuarentena obligatoria y que las 57 personas que se suman, estarán en el Albergue Evita.

Además, recordó que el primer contingente que estuvo allí fue dado de alta, por lo cual se desinfectó de manera pertinente el lugar y se habilitó para el ingreso de otro grupo de personas.

“Los ingresos se dan cada 48 horas, tenemos una ventana de ese tiempo para que puedan ingresar más personas al lugar, para lo cual venimos realizando un trabajo de hotelería, porque nos estamos manejando muy ajustados con las personas que reciben su notificación”, indicó.

Y agregó: “Estamos trabajando en todos nuestros límites provinciales, nuevamente encontramos otro grupo de personas que ingresó por un paso no habitual en el sur de la provincia, los detectamos y pudimos ponerlos en cuarentena”.

Ingreso desde el exterior

Consultado por personas que pudieran ingresar al territorio provincial desde algún país del extranjero, el funcionario provincial explicó que ésa situación es competencia del Estado Nacional.

“El cuidado de las fronteras es su responsabilidad (por el Estado), quien dispone qué hacer con esa persona que ingresó al territorio por un paso internacional no habilitado, es el Estado federal”, sostuvo.

Y recordó que las fronteras paraguayas y argentinas permanecen cerradas por el contexto de pandemia.

“Entonces, hay que tener muy en claro lo siguiente: nosotros como provincia tenemos un estatus que hoy, es sin casos positivos de COVID-19. ¿Cuál es la acción que tenemos? La de cuidar nuestros límites provinciales, proteger a los formoseños. Pero por otro lado, estamos teniendo conciencia de que debemos estar preparados para cualquier situación. Por eso, el uso del barbijo en la vía pública es obligatorio, como lo es el tener presente todas las medidas de bioseguridad”, argumentó González.

Formoseños que intentaron

ingresar sin permiso

Por otro lado, el funcionario provincial relató una situación que se dio en el control de la localidad de Mansilla, donde nueve personas sin permiso intentaron ingresar a la provincia y quedaron varadas doce horas en el lugar.

“Es un procedimiento para que todos conozcamos que requiere cierta ingeniería en cuanto a los acuerdos. Nosotros, venimos discutiendo con distintos estamentos del Estado Nacional de qué manera ajustan su proceder a nuestras medidas sanitarias en el caso de los repatriados”, contó.

Y siguió: “Cuando llegaba el vuelo, los subían a todos en colectivos y salían hacia los distintos puntos y traían personas que iban dejando en un montón de lugares y acá quedaban tres, pero no teníamos conocimiento de cuándo llegaban. Entonces, nos producía un desacomodo en la organización que tenemos del alojamiento preventivo de todas las personas que ingresan a la provincia”.

En esa línea, el ministro González declaró que lo discutieron con el Estado Nacional y entendieron la posición de la provincia, ya que “toda gestión se mide por resultados” y Formosa continúa libre de COVID-19, lo que implica que “estamos llevando adelante una tarea que nos permite tener esta situación sanitaria”.

Como resultado de las conversaciones, se acordó con Jefatura de Gabinete de la Nación que cuando en los vuelos que repatrían argentinos haya formoseños, se hospeden en algún hotel de Buenos Aires hasta que se conforme un grupo y vuelvan todos juntos. De esta manera, podrían tener preparado el lugar donde deberán realizar la cuarentena obligatoria.

“En este caso puntual, que llegamos a las máximas de cada ministerio, en este grupo de once personas en el hotel había un operador de la Comisión Nacional de Transporte que al ver que había once personas y él tenía conocimiento de otras nueve personas que querían venir, no tuvo mejor idea que subirlos al colectivo”, argumentó González.

Y aclaró: “Nosotros habíamos preparado once lugares y las autorizaciones eran para once formoseños, pero cuando llegaron eran veinte. Es por eso que se produjo esa situación en la que pagan justos por pecadores, no nos fue simpática de ninguna manera, pero no podemos poner en riesgo la salud pública de todos los formoseños”.

Como consecuencia, tuvieron que reacomodar lo planificado para poder ubicar al resto de las personas que viajaron en el colectivo. “Por eso, somos muy insistentes en este aspecto, si no tienen fecha de ingreso por favor no vengan, porque van a enojarse en Mansilla porque no vamos a poder darles una respuesta hasta tanto no surja”, solicitó.

Por último, reiteró: “Necesitamos ordenar el ingreso para cuidar la salud de todos los formoseños, de los que vienen y los que están”.