Compartir

El ministro de la Comunidad y a cargo de Desarrollo Humano, doctor Aníbal Gómez, explicó la relevancia de los CAP y CAS en la provincia e instó a la comunidad a realizarse el test PCR en el nuevo laboratorio ubicado en el barrio La Nueva Formosa, en caso de tener sospechas por coronavirus.

Asimismo, resaltó que desde este sábado se encuentra habilitado el nuevo laboratorio de PCR en el centro de salud de la Nueva Formosa y que -a diferencia del laboratorio del barrio 2 de Abril que está destinado exclusivamente a personal esencial que debe salir de la ciudad- y que, desde este lunes 18, podrán presentarse voluntariamente quienes consideren que por algún motivo en particular deban realizarse el estudio.

En este sentido, explicó que en dicho laboratorio se analizan las muestras de las búsquedas aleatorias realizadas por los barrios de la ciudad; cuenta con equipo de análisis PCR isotérmica; tres termobloques; dos minicentrífugas de enfriamiento de reacción de LISIS; cabina de seguridad personal, lámparas germicidas UV para esterilizado; microcentrífuga de tubos cónicos de hisopados.

En el laboratorio prestan servicio tres bioquímicos, tres técnicos y tres administrativos que resolvieron unas 800/1.000 muestras en un día.

Capacitaciones

Por otra parte, el funcionario resaltó que el personal y agentes sanitarios son capacitados teóricamente en el Hospital de Alta Complejidad, practican en la UPAC, y luego trabajan en terreno en la detección de posibles casos positivos por COVID-19 en diferentes puntos de la provincia.

Cuarentena en los CAP

Sobre el final, Gómez hizo hincapié en que los Centros de Alojamiento Preventivo CAP y Centros de Atención Sanitaria CAS, establecidos mediante decisión política del Gobierno de Formosa, “son la clave que nos permite tener los indicadores que manejamos en la actualidad; números que marcan una diferencia abismal con cualquier provincia vecina y la República del Paraguay, si lo situamos en el contexto regional”.

Aseguró que “los rastrillajes e hisopados nos permiten detectar a tiempo los casos positivos -que en su mayoría son asintomáticos y no pueden saber que son portadores o portadoras de la enfermedad- y de esta manera poder llevarlos a los centros sanitarios según la complejidad que requiera y así dejan de contagiar a sus familias o contactos cercanos”

Remarcó que “es clave la detección rápida, el traslado, y que las familias, amigos y contactos estrechos entiendan que tienen una alta posibilidad de desarrollar la enfermedad. No podemos utilizar cuarentena domiciliaria porque el espiral de contagio tendrá un aumento muy significativo, como así también el de muertes por la enfermedad”.