Familias wichí beneficiadas con acciones sanitarias programadas

Compartir

Oeste provincial

El hincapié fue puesto en el seguimiento a la salud de los más chiquitos

En la comunidad originaria Pozo Sargento, situada a pocos kilómetros de la localidad de Pozo de Maza, en el oeste de la provincia, se llevó adelante un operativo integral, que tuvo por objetivo renovar los controles de salud a niños y adultos. 

El equipo del centro de salud de Pozo de Maza se trasladó hasta el lugar donde residen estas familias originarias wichí. A través de un trabajo programado, como se hace periódicamente, profesionales y agentes sanitarios, dispusieron una amplia jornada de prestaciones que contribuyeron a fortalecer la buena salud.

De este modo, fueron concretadas atenciones médicas y controles de enfermería. Aplicación de vacunas, entrega de leche y medicamentos recetados, seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas y la promoción de hábitos sanos para cuidar la salud en general.

Los adultos recibieron controles de presión arterial, glucemia y peso. Se revisaron estudios de diagnóstico por imagen, solicitados en atenciones anteriores y se programaron interconsultas con especialistas, de acuerdo a los diagnósticos y a los requerimientos de cada paciente.

Niños

Como es habitual, se puso énfasis en las evaluaciones a los bebés y niños de corta edad, quienes fueron destinatarios de un riguroso seguimiento. Así fueron realizados los “controles del niño sano” con mediciones antropométricas (peso y altura), revisión del estado nutricional, evaluaciones de vista, oído y otros completos exámenes pediátricos.

Los médicos insistieron a los padres a que cumplan con los controles que el equipo de salud programa para sus hijos, teniendo en cuenta que muchas veces “aunque no se vean a simple vista los síntomas de alguna enfermedad, puede ser que solo se detecten por medio de los exámenes”; recalcando que “siempre es mejor” detectarlo tempranamente y dar un tratamiento oportuno “para evitar inconvenientes en el crecimiento de los chicos”.

Asimismo, fue efectuada la vigilancia de los niños con enfermedades crónicas y se brindaron consejos a las familias, sobre los cuidados específicos que deben hacerse diariamente “para que mantengan un estado saludable y tengan una mejor calidad de vida”.

Finalmente, se aplicaron las vacunas del calendario y se recordó la importancia de que “en todas las edades se tengan siempre las vacunas al día”, aprovechando que son gratuitas y son una barrera fundamental para prevenir numerosas enfermedades.