Filipini se sumó a la defensa de medidas tomadas por el gobierno respecto al Programa de Ingreso Ordenado y Administrado

Compartir

Destacó el trabajo comprometido y responsable que llevan adelante los equipos de salud, en todo el territorio, y dejó ver  que los logros sanitarios obtenidos en Formosa, en el contexto de pandemia, no son producto de la suerte, sino del resultado de las políticas sanitarias adoptadas para enfrentar esta situación adversa

“Nuestro gobernador viene tomando, desde principios de la pandemia, las decisiones correctas. Siempre pensando en el bien de todos y en la salud de la comunidad”, definió de manera contundente la Directora de Coordinación de Establecimientos del 1º y 2º Nivel de Atención, del ministerio de Desarrollo Humano, doctora Laura Filipini.

Al respecto, refirió que cada una de esas decisiones permitió que hasta el momento “logremos ser una de las dos provincias que mantenemos un privilegiado estatus sanitario, en el cual no tenemos que lamentar muertes por COVID”.

En tanto, sostuvo que la gente que opina “tan libremente”, sobre las medidas tomadas por el gobierno provincial, “no tiene idea de lo que es perder a un familiar por coronavirus, o haber pasado por instancias graves, o padecer secuelas de la enfermedad, como sucede en la mayoría de las provincias de nuestro país y en el resto del mundo”.

Calificó a estos grupos como “minoritarios y egoístas”, afirmando que solo buscan obtener réditos personales y políticos, y no tienen conocimiento de lo que es vivir esta situación sanitaria”.

Sobre lo anterior, distinguió que son los equipos de salud y los de seguridad “los que están pelando día a día y saben de qué se trata esta batalla, este trabajo complejo, que por un lado se hace en los centros de aislamiento, donde se da a los aislados una atención integral; y la vez, continúan trabajando comprometida y responsablemente en sus propios centros de salud, donde a pesar de la pandemia, siguen brindando a la comunidad todos los servicios disponibles”.

En relación a las personas que cumplen la cuarentena, destacó que la atención integral abarca “controles que se hacen diariamente, no solo para el monitoreo de los síntomas de COVID, sino también otros que se hacen para detectar otras patologías , por ejemplo, los que deben seguirse a los enfermos crónicos. Se hacen pedidos de interconsultas con especialidades específicas, en los casos necesarios; traslados en ambulancia para estudios de diagnóstico por imagen y otros; y se les provee de la medicación indicada para cada caso”, numeró.

Puso de relieve que, en el contexto de emergencia sanitaria, los hospitales y centros de salud siguieron ocupándose, entre otras cosas, por ejemplo, de cumplir con las coberturas de vacunación a toda la población. “Formosa sigue ocupando los primeros lugares del país en cuanto a la cobertura de vacunas”.

Además los efectores siguen con el control periódico de los niños pequeños, el control prenatal a las embarazadas, la salud integral y reproductiva de la mujer, el monitoreo de los pacientes con enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión y otras tantas. La detección precoz de ciertas patologías y la intervención temprana para su diagnóstico y tratamiento, entre otras múltiples prestaciones, “que se brindaron ininterrumpidamente en este periodo adverso para la salud”.

Expresó con énfasis que, “Todo esto no es poca cosa, ni es producto de la suerte. Es el resultado de una actividad programada y de continuar cumpliendo, de manera estricta, con las políticas sanitarias que establece nuestro gobernador”.

En este sentido dijo “No tenemos que esperar a que aparezca el primer muerto por COVID para concientizarnos y darnos cuenta de que las medidas que se vienen tomando son las más acertadas. No tenemos que asustarnos primero para recién después entenderlo”.

Reiteró que, es fundamental que los formoseños sigan acompañando las medidas dispuestas, “por más que algunos no las acepten por sus intereses personales y mezquinos, que no les permite evaluar lo que significa el cuidado de la salud de toda una comunidad”.

Y consideró que, también es necesario seguir cuidando al personal de salud porque están en la primera línea de batalla junto al personal de seguridad. “Las medidas para evitar que estos se contagien son fundamentales, porque la baja de las personas que tienen a su cargo cuidar la salud de otras personas, sería un caos. De hecho es lo que sucede en otras provincias y en otros lugares del mundo”, aseveró.

Grupos prioritarios para el ingreso

Acerca del régimen del Programa de Ingreso Ordenado y Administrado, recordó una vez más que, de acuerdo a los motivos presentados en las solicitudes para ingresar a la provincia, se da prioridad a las personas que padecen problemas de salud y a los estudiantes.

“El ministerio de Desarrollo Humano es el que hace la evaluación de las historias clínicas y de la documentación pertinente, una vez que hacen la inscripción en la página del ministerio de Gobierno, e inmediatamente se autoriza, con criterio de prevalencia, según la patología que presenta cada persona”, describió.  

Puntualizó, seguidamente, que otra de las prioridades son los estudiantes, ya que, desde principios de la pandemia las clases se encuentran suspendidas y quedaron sin poder cursar sus carreras. “Están entre los que quisieron volver desde un primer momento, pero las autorizaciones para el ingreso se van dando de acuerdo a los turnos que se les otorgan en la inscripción y a los lugares que van quedando disponibles en los centros de aislamiento”.

Mencionó que, desde un principio, el aislamiento de los estudiantes se cumplió mayormente en el centro Juan Pablo II y en el albergue Evita. “Cuando se autorizan los ingresos, mayoritariamente, vienen en colectivos para aprovechar la capacidad, sobre todo cuando están en provincias más alejadas. Porque cuando están más cerca, generalmente vienen en vehículos particulares.

Indicó que, dicho accionar “se articula con la Dirección de Transporte de la Provincia, que se encarga de dar la habilitación a los micros para el traslado de los estudiantes, porque el otro inconveniente que teníamos era la falta de medios de transporte para llegar hasta Formosa”.

Al igual que todas las personas que van ingresando, los dos grupos mencionados, “deben transitar la cuarentena en los centros de aislamiento establecidos y bajo los estrictos protocolos provinciales determinados para tal fin”, expresó la funcionaria.

“Es por eso que la gran mayoría de las personas que cumplen la cuarentena, en los centros de aislamiento, son provenientes del ingreso administrado y ordenado. Y en un porcentaje menor encontramos a personas alojadas por ingresos irregulares e ingresos ilegales a través de zonas no autorizadas a la provincia y, por ejemplo, los camioneros que violaron la hoja de ruta”, dio a conocer sobre el final.