Compartir

La Defensoría del Pueblo de la Provincia, solicitó a todas aquellos usuarios del servicio de energía eléctrica, que posean en su grupo familiar, personas electrodependientes, que necesitan un suministro permanente de energía por problemas de salud y que por ese motivo se les hace imposible pagar la misma y es aquí donde el Estado les debe garantizar este servicio, a partir de la ley aprobada por unanimidad en el Senado de la Nación, pueden concurrir para realizar los trámites correspondientes y así obtener éste beneficio; ya que hasta hace poco tiempo únicamente el EROSP, les autorizaba una tarifa social

Desde el Organismo de la Constitución se señaló que, el Estado no puede dejar en manos del sector privado la protección de un derecho fundamental como es la salud, por eso la importancia y relevancia de esta Ley, que reúne la demanda de un sector de la sociedad vulnerable, para quienes la electricidad es un servicio fundamental y en algunos casos, es la diferencia entre la vida y la muerte.

Muchas normas que son sancionadas en el Congreso, por diversas razones, pasan desapercibidas en el país, ya sea porque no se les da una suficiente difusión o bien porque benefician a un determinado sector de la población que no necesariamente es mayoritario. Esta semana la Cámara de Senadores convirtió en ley, por unanimidad, un proyecto que garantiza el suministro permanente y gratuito de energía eléctrica a las personas electrodependientes que lo requieran por problemas de salud.

El proyecto denomina “electrodependientes por cuestiones de salud” a las personas que requieran de un suministro eléctrico “constante y en niveles de tensión adecuados” para poder alimentar el equipamiento prescripto por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud.

También determina que la persona que esté registrada en esta categoría tendrá “garantizado en su domicilio el servicio eléctrico en forma permanente” y el medidor de dicho domicilio “deberá estar debidamente identificado. Otro punto clave del proyecto es que la empresa distribuidora entregará al electrodependiente un grupo electrógeno o el equipamiento adecuado sin cargo, incluyendo los costos de funcionamiento asociados, capaz de dar la energía eléctrica necesaria.

La iniciativa fija que la empresa distribuidora deberá habilitar una línea telefónica especial gratuita de atención personalizada destinada exclusivamente a la atención de los usuarios.

La creación del registro de electrodependientes, en tanto, dependerá del Ministerio de Salud de la Nación pero no invalidará los registros especiales constituidos por autoridades regulatorias o empresas distribuidoras.