Compartir

Ante manifestaciones enojosas de pobladores del interior ante la parálisis de obras viales que estaban en ejecución o el no inicio de otras proyectadas, desde la esfera provincial de Vialidad Provincial se insistió en aclarar acerca la decisión nacional de suspender o no ejecutarlas.

Al exponerse el listado de trabajos u obras viales que “el actual gobierno nacional paralizo o no tiene pensado realizar en Formosa”, se señalo la ruta 23, en el tramo Palo Santo-General Belgrano, se elimino esta obra del Plan Federal Vial, quitándole la partida presupuestaria que fuera otorgada oportunamente. La realidad es que se registra un avance total, verificable y certificado, incluso cobrado por la contratista, de un 45,19%, pero está completamente paralizada.

Otro de los proyectos fundamentales, en este caso el mantenimiento de la ruta nacional 86, en su tramo Clorinda-Posta Cambio Zalazar que estaba adjudicada y con contrato firmado, también fue dejado sin efecto.

En la misma situación de situó al tramo de la ruta nacional 81 entre Pozo Mortero y el límite con Salta, que aun no se inicia por demoras injustificadas. Como también la sección entre Clorinda-Tatane de la ruta nacional 11, donde aun no comienzan los trabajos de mantenimiento.

Asimismo, se paralizo completamente las obras de la Autovía entre Tatane-Mansilla, siendo esta una de las obras viales mas estratégicas para las provincias de Formosa y Chaco. O como también lo constituye los 7 kilómetros de duplicación de calzada entre los barrios Villa del Carmen y Namqom, que incluye un nuevo puente sobre el riacho Formosa, y que han sacado del plan de obras y por ende del presupuesto.