Gildo Insfrán supervisó obras

Compartir

El gobernador Gildo Insfrán supervisó este viernes la finalización de la obra del reservorio de la Laguna Verá y el canal de abastecimiento desde el riacho El Porteño.
La misma tiene capacidad de 1 millón de metros cúbicos y proveerá a la planta de agua potable de Laguna Blanca, localidades y colonias aledañas.
Lo hizo acompañado del vicegobernador Eber Solís, el administrador general de Vialidad Provincial, ingeniero Fernando De Vido, el intendente de Laguna Blanca Ricardo Lemos, entre otros colaboradores.


La obra está compuesta por un terraplén perimetral de más de 4 kilómetros de extensión, un canal a cielo abierto de 15,5 km. de largo y una nueva toma de agua desde el Riacho El Porteño.
Además, se realizaron trabajos complementarios de ampliación del tendido eléctrico, construcción de accesos, limpieza y profundización de canales, entre otras.