Grave denuncia desde el extremo oeste “Padecimientos” de afiliados del PAMI “deambulando sin encontrar respuestas”

Compartir

El ex intendente de Ingeniero Juárez, Cristino Mendoza, expuso en tono crítico los “padecimientos” que a cotidiano deben padecer los afiliados al PAMI en toda aquella zona del extremo oeste formoseño.

Tras señalar que el hecho de no ejercer más la jefatura comunal juarense, “no incide en nuestra labor como militantes de este modelo, jamás dejamos a un lado el rol de dirigente y estar cerca de la gente, trabajando con el mismo compromiso peronista de siempre”.

Mendoza señala que “una comunidad como la nuestra con tanta diversidad tiene sus situaciones complejas, que en determinados casos se ve agravada a partir de contextos sociales que a partir de la nueva política nacional están siendo severamente castigados”.

Explico que “en nuestra región es notorio el valor de servicios nacionales a la gente a través de planes o distintas prestaciones, y en todos los casos es preocupante ver  cuánto ha bajado la calidad de atención en algunos casos y en otros desgraciadamente han sido eliminados”.

“Planes sociales, de salud, becas estudiantiles y otros programas que atendían a la población, entre ellas a muchos aborígenes, no están más, y los que aún subsisten han bajado muchísimo su calidad como servicio”, detallo.

Expuso como caso emblemático la obra social nacional PAMI que “debe cubrir la asistencia en salud a un sector social como los adultos mayores. Realmente es terrible ver a nuestros abuelos deambulando con sus padecimientos propios de la edad sin encontrar respuestas de ninguna naturaleza, hasta para un medicamento deben hacer tramites que se remiten a la ciudad capital y ni que decir de las dificultades para acceder a prestaciones medicas de otra naturaleza”.

Considera que “todo lo concerniente a la salud en general debe tener respuesta inmediata, y en particular si se trata de gente ya entrada en años”, para marcar que “el sistema público sanitario provincial se ve sensiblemente recargado ante este olvido imperdonable que se está haciendo a nuestros abuelos y abuelas, y entiendo que no somos la excepción en este crítico estado, sino que se da en toda la provincia”.

Entiende que “aunque todas las políticas nacionales de los últimos 18 meses han afectado a la sociedad en su conjunto. Fíjese estos aumentos tremendos de la luz, que sumado a las permanentes subas en los productos de la canasta básica, genera que la calidad de vida vaya deteriorándose, perdiendo lentamente muchos derechos a los que accedimos con una gestión nacional anterior que mantuvo inalterable la justicia social como bandera”.

Concluyo critico afirmando que “el común denominador en la sociedad es apreciar cuanto se les mintió con esa promesa de campaña del gran cambio que iba a transformar sus vidas, y la realidad demuestra que están retrocediendo en todo sentido”.