Gremialista agradecido por posibilidad de cobro de bono

Compartir

El  gremialista docente (CTA) y diputado provincial Rubén Chávez se mostró agradecido por el avance en las negociaciones con el gobierno provincial, que culminaron con el anuncio realizado el día sábado por parte del gobernador Gildo Insfrán de un pago de bono para estatales antes de fin de año.

“El pago de sueldo y aguinaldo antes de fin de año es una práctica que se viene haciendo hace diez años atrás por la economía y el cambio de política del gobierno nacional de Néstor y Cristina Kirchner  que nos permitió desendeudar la provincia, un crecimiento y posibilitó con la gran responsabilidad que caracteriza al gobernador, tener una provincia ordenada en todos los órdenes” precisó..

Dijo que “En estas circunstancias, gracias a ese orden, nos permite a sentarnos a discutir con el gobierno provincial la posibilidad de un bono para fin de año. Veníamos planteando al gobernador esa posibilidad, teniendo en cuenta los recursos de la provincia, el siempre nos dice que es quien más quiere cumplir con los trabajadores”.

Con respecto a las reuniones con Insfrá, señaló que “Esta vez nos dijo que nos sentaremos para ver cómo darle el bono a la gente, que servirá mucho, porque la capacidad del salario cayó enormemente y el bono será un paliativo importante para todos los trabajadores”.

“Después de plantearle la situación, el entendió más que nadie, dijo que será dentro de las posibilidades, que dará lo que e pueda, no se hipotecará a futuro, porque en enero y febrero hay que seguir pagando sueldos. Se pagará con los rcursos provinciales, como siempre se hizo. Ojalá Mauricio Macri alguna vez nos convocara a todos los gremios para distribuir algo para los trabajadores” consideró.

Pidió Chávez que “ Ojalá Nación pudiera entender la crisis, la situación social de la gente, pudieran colaborar con  las provincias, pero todas las medidas vi que tomó fueron direccionadas a beneficiar a sectores que más tienen, en contra de la mayoría de la sociedad.

Vinieron con la promesa de bajar la inflación y en realidad la duplicaron, hoy hablamos del 43, 45%, la pérdida del poder adquisitivo de los salarios es realmente alarmante”.