Compartir

El jefe de Unidad Especial de Asuntos Rurales (UEAR), comisario mayor, Carlos Manuel Zayas, expuso que mas allá de un reciente hecho desagraciado de la muerte de un trabajador en un explotación ganadera de la zona norte, “el estado provincial asumió un férreo compromiso en dar batalla al abigeato en todos los frentes”.

Indico que la decisión del estado formoseño en reforzar integralmente la seguridad rural se viabilizo con medidas efectivas como “un aumento importante de personal altamente profesionalizado en una UEAR dotada con un enfoque dinámico y muy activo, mas equipos, móviles y logística en las nuevas unidades y secciones creadas en diferentes regiones de la provincia”

“Desde camionetas 4×4, lanchas, motos y equinos para acceso a montes cerrados, entre otros elementos se proveyó a las unidades y secciones”, especifico, aclarando que  “la seguridad rural no está orientada hacia un solo sector. No está destinada solo a atender la seguridad de la producción ganadera, sino para todos aquellos que vivan en la zona rural, desde un gran productor al más humilde paippero, sino también en preservación de la fauna silvestre e ictícola, es decir que todos son beneficiarios de estas políticas de seguridad que se llevan adelante”.

Señalo que la UEAR cuenta con una dotación de 247 hombres, distribuidos en delegaciones de jefaturas de UEAR y en secciones, con un destacamento que es el centro de capacitación para el personal policial ubicado en la localidad de Bartolomé de las Casas.

Prevención permanente

“El trabajo preventivo se realiza siempre, no solo ahora porque haya ocurrido un homicidio”, expuso Zayas, quien lamento la pérdida del trabajador, que fuera un personal policial retirado. “Este hecho ocurrido recientemente ha calado muy hondo en la institución porque es una persona que integro la fuerza, que hizo toda su carrera en el sector rural, muy avezado en estas cuestiones, así que fíjense lo que significó ésta pérdida para nosotros”.

Admite que “reclamos seguramente van a ver, pero estamos en todos lados en lo que sea materia de seguridad para el sector rural”,  subrayando la determinación del estado de reforzar de manera constante a la unidad especial, marcando en este sentido la provisión de más de cien hombres este año, medios logísticos e inclusive embarcaciones para hacer los patrullajes por afluentes del río Paraguay y riachos internos.

El cuatrerismo

El comisario Zayas explico acerca del abigeato o cuatrerismo, que es un “accionar delictivo que tiene su alto grado de peligrosidad. Tenemos todo lo que hace al sector de frontera con aguas internacionales del río Paraguay y como también largas extensiones y zonas muy permeables de frontera seca y estamos dando batalla en todos los frentes, tal es así que también hemos tenido el reconocimiento de sectores ganaderos en casi todos los lugares”.

Expuso que “si bien en ciertos sectores ocurrieron hechos, donde ustedes pueden ver que hay reclamos, nosotros conforme a las estadísticas notamos que se han bajado los índices, y esta mejora es fruto del trabajo preventivo, además de esclarecimientos de varios hechos muy importantes”.

Revelo que la unidad especializada bajo su responsabilidad, realiza en forma continua e ininterrumpida, patrullajes en todas las zonas rurales de la provincia, en rutas, caminos vecinales, en campos donde se les requiera ante determinados hechos o sospechas e indicios de  abigeato, demandado tanto, por los grandes productores rurales, como por los medianos y pequeños dedicados a esta actividad.

Amplia diciendo que “efectúa control de la fauna y flora sobre cazadores furtivos, control de carguíos, de faenamientos y de carnicerías; y es en el ejercicio habitual de esta actividad de seguridad rural, que se han concretado muchos logros, bajándose paulatinamente pero de manera ininterrumpida, los índices de delitos de abigeato, lo que ha sido validado  por el reconocimiento de productores y de entidades que los representan y aglutinan, tales como  la Federación Económica y la Sociedad Rural de Formosa.