Culminaron las refacciones en el Hospital de la Madre y el Niño

Compartir

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se expuso detalles acerca de la importante inversión del gobierno nacional para mejorar las atenciones pediátricas en el Hospital de la Madre y el Niño, mejorando las infraestructuras e incorporando equipos de avanzada.

Justamente fue señalado que “desde hace dos meses se inició la refacción general de la sala de terapia intensiva pediátrica, no solo en cuanto a estructura edilicia sino también a paneles, equipamientos, camas, entre otras muchas actualizaciones, respondiendo de esta manera a la premisa impulsada por el gobernador Gildo Insfrán en cuanto al fortalecimiento del sistema de salud provincial, que cuenta con complejidad creciente en Formosa”.

Para brindar detalles al respecto, el doctor Raúl Acosta -Pediatra- responsable del servicio de terapia intensiva pediátrica comentó que el objetivo es continuar mejorando y actualizando la sala de terapia intensiva pediátrica con equipos de última generación, como por ejemplo: paneles de gases, monitores, bombas de infusión peristálticas, aires acondicionados con filtros antibacterianos, entre otros equipamientos.

“El renovado servicio ya se encuentra en uso y funcionamiento y a disposición de nuestros pacientitos”, adelantó.

El servicio cuenta con cuatro médicos terapistas, enfermeros, kinesiólogos; además de cardiólogos y cirujanos con los que se trabaja en forma multidisciplinaria permanentemente.

Los pacientes que se atienden en este servicio son mayores de un mes y hasta los 14 años y 11 meses de edad que requieren cuidados críticos, es decir, los pacientes más delicados y según la gravedad de la patología que presenta. A los bebés menores de un mes, en el caso de necesitarlo se los interna en el área de neonatología.

Los horarios de visitas, son a las 11.30, 17.30 y 22 horas, son vistas de media hora cada una.

Entre las mejoras de la sala de terapia intensiva pediátrica, además de las antes mencionadas, se refaccionó  con pintura general paredes y carpinterías; reemplazo de toda la instalación eléctrica y sanitaria; protección de carpinterías de madera; reemplazo de mobiliario; y señalética.

Nosocomio insignia

Desde la cartera de Salud provincial recordaron que el próximo 3 de agosto el hospital de la Madre y el Niño de esta capital celebrará un nuevo aniversario, superando las cuatro décadas de historia al servicio de la atención de la salud de los formoseños.

Trabajadores con amplia trayectoria pasaron por allí y son testigos de la evolución de las prestaciones, hasta alcanzar en la actualidad múltiples servicios con tecnología médica de punta y recursos humanos altamente capacitados.

Se trata de uno de los nosocomios insignia de la salud formoseña, que depende del Ministerio de Desarrollo Humano provincial y presta servicio en diferentes especialidades y según un esquema de complejidad creciente, recibiendo las derivaciones de pacientes de otros hospitales ubicados tanto en esta capital como en las localidades del interior.

En el mismo se cuenta con servicios esenciales para el cuidado de la salud tanto de la madre como del niño. Entre ellos, se destacan tocoginecología, pediatría, enfermería pediátrica y neonatología, este último considerado como el de mayor complejidad en la provincia y altísima calidad en sus prestaciones atenciones.