Compartir

En el mes en que se profundizan las acciones de lucha contra esta enfermedad crónica que afecta a muchas personas en el mundo

Con múltiples actividades de promoción y prevención, el hospital de la localidad de Subteniente Perín, conmemora en este mes, la lucha contra la diabetes, con el objetivo de concientizar a la comunidad sobre esta enfermedad y las serias consecuencias que acarrea a la salud, cuando no se realizan los controles adecuados.

En tal sentido, el equipo de salud del efector, lleva a cabo charlas destinadas a los pacientes y vecinos de la localidad. Las mismas son acompañadas por controles para detectar factores de riesgo y personas con diabetes, como también para dar continuidad al monitoreo permanente que se sigue a los pacientes con este diagnóstico.

En las charlas, se hace hincapié en los hábitos sanos de “alimentación saludable y actividad física” como las principales medidas para prevenir la enfermedad “y, al mismo tiempo, para contribuir a mantenerla controlada y estable, algo que es fundamental para que los pacientes diabéticos no evolucionen en otras patologías más complicadas y graves”, explicaron desde la dirección del nosocomio, ubicado en la zona centro este de la provincia.

En tanto, desde el Servicio de Nutrición, se difunden las pautas para llevar adelante una dieta rica en nutrientes y equilibrada. En ese sentido, se informa, entre otros puntos, sobre las comidas, cantidades y porciones que deben cumplirse a lo largo del día, las formas de cocción más saludables y las mejores formas de combinar los alimentos, “porque también es importante aprender como cocinar y como comer, diariamente, de forma más saludable”, remarcaron.

Recorridas

Paralelamente, el equipo de salud, visita las comunidades cercanas, con el fin de hacer llegar la importancia de prevenir y controlar esta enfermedad crónica, que está asociada principalmente a la mala alimentación y al sedentarismo; y que a nivel mundial demuestra un notorio aumento de casos, afectando a todas las edades.

Por estos días, el trabajo planificado, alcanzó a las comunidades Riacho de Oro y San Carlos. Allí, médicos, enfermeros y agentes sanitarios, dispusieron evaluaciones antropométricas (peso, talla, estatura), completos exámenes nutricionales, más medición de la tensión arterial y glucemia, entre otros controles, que fueron acompañados por consejos para evitar el desarrollo de la diabetes.