Ibáñez admite que no llegan en tiempo y forma los fondos para las viviendas

Compartir

Acerca de los vaivenes de la política habitacional y al problema que representa que no lleguen en tiempo y forma los fondos para la construcción de viviendas se refirió el ministro de Economía, Jorge Oscar Ibáñez, quien específicamente hizo hincapié en el pronunciamiento critico de los representantes de los organismos públicos del Noreste que tienen a su cargo la responsabilidad de la planificación y construcción de las unidades habitacionales sociales.

El funcionario que este jueves estuvo en la apertura de la jornada de capacitación en Georreferenciacion  destinada a profesionales de la agrimensura que continúa este viernes en el Hotel “Howard Johnson” , recordó el reciente encuentro en nuestra ciudad de los titulares del Comité Regional NEA de viviendas quienes en su totalidad coincidieron con los reclamos locales ya que en todas esas provincias,  con gobiernos de distintos signos políticos, han expresado su preocupación por este tema del manejo de los fondos de las viviendas, por el retraso en las remisiones  y la posibilidad que se construyan prefabricadas importadas de China por el impacto negativo que implica para la economía regional del NEA.

Dijo Ibáñez que las cuatro provincias, además, resaltaron la necesidad de aumentar el presupuesto nacional destinado a la construcción de viviendas sociales a la región y la regularidad del envío de los fondos de las obras en ejecución para todas las jurisdicciones a la vez que solicitaron la aprobación de las re determinaciones de precios y la cancelación de la resolución 62  por la demora en concluir con esos trámites para adecuar los precios de las viviendas que habían sido contratadas años atrás con los valores actuales.

Otro punto que preocupa, según refiere el jefe de la cartera económica formoseña, es la resolución 122  del ministerio del Interior, Obras Publicas y Viviendas que deja sin efecto y las cuatro jurisdicciones así lo ponen de manifiesto, los programas de vivienda  para los pueblos originarios y las zonas rurales, por lo que se pide es que en la forma más inmediata posible se determine cuál será el plan para las provincias del NEA en ambos rubros.

“Traigo esto a colación-aclara- para que no se crea que se trata de un planteo solamente de Formosa que  por tener un signo político diferente al del gobierno nacional somos quejosos o críticos”, para subrayar que “todo lo que está bien hay que decirlo y aplaudirlo”.

En ese sentido, manifestó que todo lo relacionado con la secretaría de Hábitat está funcionando muy bien mientras que  va muy lento y trabado y la remisión de recursos  se hace con cuenta gotas en el caso de las obras de la secretaría de Vivienda.

“No olvidemos que la construcción de viviendas es donde se genera el empleo, la mayor cantidad d emano de obra para los formoseños y por eso es que estamos demandando esto las cuatro provincias del NEA y creo que  cuando se hagan la reunión nacional de los entes de viviendas públicas éste se convertirá en un reclamo nacional”, consigna.

Remisiones directas

Al consultársele sobre cómo reacciona Formosa  ante  el anuncio que el  estado nacional implemente alguna reglamentación para remitir en forma directa a cuentas que sean habilitadas a nombre de las empresas que tengan ganadas licitaciones y que estén construyendo obras , Jorge Ibáñez aclara que “no es ningún tipo de problema para la provincia”.

“El problema si  radica en que no están viniendo los fondos”, insiste.

A modo de ejemplo, trajo a colación el caso de las 1310 viviendas en esta capital licitadas, adjudicadas y con contratos firmados en 2015, mencionando que tras ese trámite luego se las tuvo que dejar sin efecto, licitarlas nuevamente hasta que  ahora llega la noticia de la secretaría de Vivienda que de ese total solamente 600 tendrían financiamiento.

“Pero la mala noticia es que tampoco vienen los fondos para esas 600”, apunta.

Las 1741 unidades

Además hizo referencia al caso de las  1741 viviendas cuya re determinación fue  solicitada para que se determine  el precio nuevo ya que el que fijó la secretaría de Vivienda cuando hizo un salto de 6000 a 12.000 el valor del metro cuadrado tardó prácticamente un año en lograr la re determinación y cuando ahora se consiguió la re determinación de los precios ya hay un nuevo salto en el valor de las viviendas a más de 15.000 pesos el metro cuadrado.

Considera el ministro que esto también genera incertidumbre en las empresas constructoras y hace que el ritmo se vaya atrasando.

A todo lo mencionado de los dos grupos de obras para la Nueva Formosa le sumo  otro grupo que fuera planificado para inundados y que están en plena construcción en el barrio República Argentina que también están soportando la falta de re determinación al precio actual del mismo modo que  otros planes en el interior con idéntico inconveniente.

“El problema, pues,  no es que haya una cuenta específica para cada empresa que gane una licitación  y hasta nos parece correcto. El problema es que no están viniendo en tiempo y forma los fondos para los planes de viviendas”. Insistió finalmente Ibáñez.