Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia advierten que “los incumplimiento de las deudas que lleva acumuladas el PAMI para con prestadores locales (clínicas y sanatorios) podría llegar a causar una sobrecarga del sistema público provincial de salud”.

Se indico que la semana pasada, el Organismo de la Constitución, trató de mediar en el conflicto suscitado por las obligaciones que la obra social nacional adeudaba de meses anteriores al Sanatorio Lelong, por un total de $ 2.500.000. “El problema pareció superarse, al mediar el compromiso de saldar la suma indicada, lo cual, hasta la fecha no se produjo y sólo se procedió al depósito de una parte de la deuda”.

Fue añadido que “a ésta situación se le suma ahora, el anuncio oficial del Sanatorio Formosa y la Clínica Jorge Vrsalovic de encontrarse imposibilitados de continuar brindando servicios a los afiliados del PAMI, si la obra social no cesa en su intento de imponer el sistema de contraprestaciones llamado “capitado” que, en el pasado, ha dado acabadas muestras de su fracaso en la práctica”.

Es por ello que, desde la Defensoría del Pueblo, se formuló la citada advertencia, señalado que “la sobrecarga del sistema público provincial de salud se daría, en éste caso, por la falta de responsabilidad de quienes llevan adelante la actual gestión del PAMI, quienes, haciendo gala de una total improvisación, van por detrás de las necesidades de los afiliados”.

“Para fines de junio, señaló el Secretario Letrado de la Defensoría, José Porfirio García, los jubilados y pensionados que, en teoría, deberían ser cubiertos por el PAMI, es probable que pierdan la totalidad de los descuentos en medicamentos, habida cuenta que fueron rescindidos los contratos con los laboratorios nacionales a esto, viene a sumarse que los incumplimientos con los prestadores como clínicas y sanatorios, dejará a los afiliados con la única alternativa de acudir al sistema público provincial de salud, representados por centros de salud y hospitales, causando serios inconvenientes por el abrupto crecimiento de la demanda del mismo, teniendo en cuenta que, de un día para el otro, se sumarán decenas de miles de personas con necesidades sanitarias que se volcarán al sistema provincial de salud”. Garcia expuso que “esperamos que los directivos tanto locales en la persona de Lic. Iván Kaluk, como nacionales del PAMI, representado por su director ejecutivo, Sergio Cassinotti, recapaciten y asuman el rol para el cual han sido designados que no es otro que el de facilitar la cobertura en materia de salud a jubilados y pensionados nacionales que residan en Formosa, desde la Defensoría se seguirá instando para que así sea, sin perjuicio de las demás acciones administrativas y judiciales que pudieran adoptarse, habida cuenta que sabemos que la respuesta es diferente cuando se trata de otras jurisdicciones provinciales, como el Jujuy donde se mantuvo el sistema por contraprestaciones”.