Compartir

Dejando en claro su convicción de que no iba a traicionar la confianza que los formoseños depositaron a través de su voto en él, y que no perdería la dignidad y nivel de gestión por los fondos que corresponden a la provincia y nación retacea, el gobernador Gildo Insfran renovó su compromiso de “seguir construyendo el modelo formoseño junto al pueblo”.

Así lo expuso categórico este miércoles por la tarde en Pozo del Tigre, donde presidio el acto de entrega de casi medio centenar de viviendas urbanas en el barrio El Hornero de aquella población distante a unos 270 kilómetros al oeste de esta ciudad capital.
Al hablar, el primer mandatario señalo que el acto revestía un“profundo significado”, tanto por el hecho en sí de que se estaba dando solución habitacional a las 42 familias, sino que el mismo se “veía engrandecido por la fecha, en vísperas de celebrarse la venida del Rey de los Reyes, el Niños Jesús, quien seguramente nos está dando esa fuerza para tomar este tipo de decisiones”.
Aludió a que hace pocos días estuvo en la zona inaugurando una serie de obras y anunciado otras, incluso en Pozo del Tigre poco antes habilitando una escuela especial. “Y ahí están las obras, aunque algunos quieran negarlas, son verdaderas realidades”, expuso.

Evoco el trágico tornado del 21 de octubre de 2010 el que destruyo gran parte del pueblo, y que activo la inmediata presencia del estado provincial, produciéndose la solidaridad de muchos, y “fundamentalmente la decisión decidida de un gobierno nacional de apoyar la reconstrucción total de Pozo del Tigre, dejándolo mejor de lo que estaba, que es lo que hoy vemos”.

Admitió Insfran que “faltan obras”, para confirmar que “no la vamos hacer con la celeridad que veníamos, porque los recursos del nivel nacional nos están retaceando”, incluso dejo en claro que “esto no va a ser motivo para dejar de construir el modelo formoseño que todos ustedes por mayoría absoluta han elegido con su voto”.

Fue categórico al aseverar que no iba a “traicionar en ningún sentido la confianza que depositaron a través de su voto”, para repetir que “disminuiremos el nivel de inversión, porque los recursos son menores y serán pura y exclusivamente de nuestro tesoro provincial. Pero haremos las obras prometidas”.

Incluso sostuvo que “seguiremos haciendo las obras que tienen elevado nivel de ejecución y que no hemos recibido la remesa correspondiente del gobierno nacional para seguir haciendo”. Amplio subrayando que “no importa, no vamos a perder nuestra dignidad, tampoco perderemos nuestro nivel de gestión para que esos recursos que nos corresponden por derecho y por derecha vengan para que los formoseños cada día vivan mejor”.

Finalmente deseo a los formoseños una “muy hermosa Navidad y un extraordinario y prospero año nuevo”, para concluir exhortando la consigna que tenemos que grabarnos en estos tiempos: Con unidad, organización y solidaridad somos invencibles”.

El primer mandatario estuvo junto al presidente provisional de la Legislatura, Armando Cabrera, el intendente Andrés De Young, el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, ministros del PEP, legisladores provinciales, jefes comunales de la zona, dirigentes aborígenes y la comunidad tigrense que se sumo masivamente al acto.