Compartir

Ante una multitud concentrada en el estadio Carlos Castañeda, convertido ya en histórico y tradicional para estas ocasiones, el gobernador Gildo Insfrán tributó anoche su homenaje a las formoseñas con motivo de conmemorarse este  miércoles  el Día Internacional de la Mujer pidiéndoles que sigan siendo guardianas de los logros alcanzados desde el modelo formoseño y que estén alertas porque este año arreciarán campañas de desprestigio contra Formosa.

Además, el mandatario les dijo que dejaba en sus manos “la batalla que hay que dar este año porque confíe, confío y seguiré confiando en la lealtad y fidelidad de todas ustedes”, significando que estas situaciones no se resuelven con tibios para admitir que “ninguna mujer es capaz de exhibir tibieza”.

Ante una multitud concentrada en el estadio Carlos Castañeda, convertido ya en histórico y tradicional para estas ocasiones, el gobernador Gildo Insfrán tributó anoche su homenaje a las formoseñas con motivo de conmemorarse este  miércoles  el Día Internacional de la Mujer pidiéndoles que sigan siendo guardianas de los logros alcanzados desde el modelo formoseño y que estén alertas porque este año arreciarán campañas de desprestigio contra Formosa.

Además, el mandatario les dijo que dejaba en sus manos “la batalla que hay que dar este año porque confíe, confío y seguiré confiando en la lealtad y fidelidad de todas ustedes”, significando que estas situaciones no se resuelven con tibios para admitir que “ninguna mujer capaz de exhibir tibieza”.

Lo hizo ante una verdadera multitud de mujeres llegadas desde distintos puntos del territorio y de los barrios capitalinos, quienes se congregaron en el Estadio Castañeda, escenario del tradicional encuentro entre Insfran y las mujeres formoseñas en el Día Internacional de la Mujer.

Al ponderar el valor femenino, mencionó que en la actual era Cristiana María alumbró en su vientre al Rey de Reyes y también recordó a su madre, doña Pochó, a seis meses de su fallecimiento, porque comparaba sus consejos con los del Papa Francisco respecto de la mujer como generadora de armonía que ningún varón puede ofrecer.

Contó  que le aconsejaba sobre la obligación de cuidar a la mujer y que una de las formas de hacerlo era no hablar nunca mal de ella

“Es que con esa armonía ustedes permiten enamorar y con ese enamoramiento nos permiten ver qué bello que es el mundo”, apuntó.

Siempre ajustado a los dichos del Santo Padre, Insfrán manifestó que cuando la mujer está ausente también lo está la armonía, indicando que es lo que ocurre en la actualidad cuando ocurren las guerras, los desplazamientos de poblaciones civiles, cuando buscan refugio nuevos horizontes en otros lugares donde se les niega el acceso.

“Allí es cuando tenemos que valorizar aun más la necesidad humana de la presencia de la mujer en las decisiones políticas para encontrar el verdadero camino del reencuentro, la unidad y el amor”, enfatizó, para exhortar a propender “el respeto que hay que dispensarle”.

Situó como “lugar histórico” al estadio donde anualmente para esta fecha se produce esta reunión festiva, subrayando que “en este encuentro desborda la alegría, el compromiso y, por sobre todas las cosas, se transpira un amor puro”.

Insfran -quien llegó acompañado por el vicegobernador Floro Bogado- fue recibido por miles de apasionados mujeres a quienes les dijo que confía en su fidelidad, por lo que dejo en sus manos el rol de guardianas de lo logrado por el  modelo formoseño”, lo propio en  “la batalla que debemos dar este año”, en lo que se dedujo fue en referencia a los comicios legislativos.

Dijo saber del “compromiso y su gran lucha para que todos los días vayan ganando derechos”, y tras advertir que algunos pretenden quitarles estas reivindicaciones, sostuvo que “pero ustedes, unidas, organizadas y solidarias no lo van a permitir”.

Tibios no

Insistió en lo señalado en su mensaje del primero de marzo en el parlamento provincial: “No vivimos tiempos lindos, sino que son difíciles. También dije que no eran momentos para tibios”. Aquí expuso la certeza de que fueron las mujeres más que nadie las que entendieron ese mensaje, y lo hicieron porque justamente es en su corazón donde no van a encontrar tibieza para defender lo que debemos”.

Destaco el mandatario que “todos juntos conquistamos muchos logros para Formosa”, mencionando entre estos las 1279 escuelas. Aquí se detuvo para señalar que no creía en las casualidades, para marcar un dato simbólico en cuanto a que horas antes de esta misma jornada, había inaugurado una nueva obra educativa (escuela 426) en el barrio que justamente se llama Corazón de María, todo un testimonio para la conmemoración de la fecha.

En la misma línea expuso los hospitales, centros de salud, 1200 kilómetros de rutas pavimentadas, 13 mil kilómetros de líneas eléctricas, dos mil kilómetros de fibra óptica, entre muchas otras realizaciones como las más de 96 escuelas en plena ejecución. A renglón seguido les pidió a las mujeres “ser más que nunca guardianas de estos logros, son los que enriquecen el modelo formoseño”.

“No quiero pecar de pesimista”, afirmo, para advertir que van a venir por nosotros, tenemos que estar preparados, arreciaran con los operativos de prensa para ver cómo nos hacen flaquear”, y expuso categórico que “ya lo dijimos, este pueblo no se arrodilla ante nadie, solamente ante Dios”.

Concluyo preguntando “si sería necesario regarles a cada una de ustedes una rosa?”, para responder: “si ustedes entre las flores son las más hermosas”.