Compartir

A instancia de lo que desde el credo evangélico pidió al gobernador Gildo Insfrán, este elaboró el proyecto de ley que acaba de ser aprobado por la Legislatura Provincial y donde se instituyo todos los 31 de octubre como el “Día de las Iglesias Evangélicas”,

Fue miembro informante en el seno legislativo el diputado Roberto Vizcaíno, quien destaco el papel que tuvieron y mantienen las iglesias evangélicas en las comunidades aborígenes del extremo oeste.

En los considerandos del instrumento legal  el titular del Poder Ejecutivo destacó la labor cristiana y de esta vertiente de la fe en la sociedad formoseña, resaltándose que “esta iniciativa se origina en la solicitud de la Asociación de Pastores Evangélicos de Formosa al Poder Ejecutivo Provincial, en concordancia con el pedido que efectuara la comunidad evangélica en distintas jurisdicciones del país y que se reflejan en proyectos o leyes sancionadas que dan lugar a la medida solicitada. Tal es el caso de Entre Ríos que sancionó la Ley N° 10.224, Tierra del Fuego que sancionó la Ley 1.183, Misiones en trámite (Expte. D-489/17-19/09/2017), Buenos Aires en trámite (Exptes. D-2060-16/17 y D-2956- 17/18) y Santa Fé (Expte. 33426/17).”

Asimismo, se hace hincapié que “el Congreso Nacional ha dictado leyes con similar alcance que reconocen fechas o celebraciones propias de distintas religiones, incluyendo la religión católica, judía e islámica. Medidas de esta naturaleza poseen la clara vocación de fortalecer la igualdad y libertad de culto expresadas en el artículo 14 de la Constitución Nacional”.

Del mismo modo, se pone de relieve que “este reconocimiento a las iglesias evangélicas es consecuente con la acción ecuménica a la que se comprometió la Iglesia Católica desde el Concilio Vaticano II , y avanza en el camino del encuentro que señala el Papa Francisco, tanto para acercar a las distintas religiones como a la humanidad en general. El aporte de Lutero, en palabras de Francisco, permitió acercar la palabra de Dios al pueblo y hoy significa una enseñanza para el proceso de reforma de la Iglesia Católica”.

“En efecto, la publicación de las 95 tésis que hizo Martín Lutero aquél 31 de octubre de 1517 en la puerta de la Iglesia del Castillo de Wittenburg, resultó un hecho histórico generador de profundas transformaciones en la sociedad europea y occidental. La celebración de los 500 años de la Reforma Protestante resulta una ocasión propicia para avanzar con la medida solicitada”, se indica finalmente.