Compartir

Ante los hechos de vandalismo que se vienen sucediendo en la localidad de Ingeniero Juárez, que no son nuevos y ya vienen de tiempo atrás y han recrudecido en estos últimos días, desde la Defensoría del Pueblo se decidió ofrecer al  intendente, medidas y gestiones para encontrar desarrollar una política social que contemple las necesidades de todos los sectores y más aún de los más vulnerables.

El Ombudsman Provincial José Leonardo Gialluca, denunció que “la situación es compleja, y advertimos que podrían existir sectores que busque “alguna victima para responsabilizar al gobierno provincial y entrar a solicitar medidas extremas a nivel nacional”. Tras señalar que “nada se puede descartar”, expuso que “nuestra prioridad es que tanto criollos y originarios encuentren instancias comunitarias para manejar estos conflictos y poder vivir y trabajar cada uno en lo suyo”. “La actual autoridad política del lugar es la que tiene la responsabilidad de poner el conflicto bajo control y para ello no hay ninguna excusa que sirva. En esta misma línea de razonamiento los vecinos no deben temer denunciar quienes son los que proporcionan las drogas y bebidas alcohólicas a los jóvenes originarios, pues esas personas deben ser citadas por la justicia y perder su libertad si fuera necesario y para ello es necesario ” que se hable y no se calle o se oculte nada”., enfatizo.

Admite que “no es fácil; pues muchos son los vecinos que nos han descripto sus penurias y reales temores a represalias; pero los malos vecinos se cuentan con los dedos de una mano, frente a una inmensa mayoría de ciudadanos que buscan la paz social y el progreso del lugar donde están creciendo sus hijos”.

También se señaló que “existen derechos adquiridos y que no se puede decidir de un día a otro ; modificar caprichosa e irracionalmente situaciones en las cuales las posesiones y derechos de propiedad son absolutamente claros”.

Se indicó asimismo que en todo esto acompaña la Oficina de la Defensoría del Pueblo de Nación a cargo de Julio Néstor Santander quien expresó que “los enfrentamientos no llevan a nada y también rechazamos todo tipo de Justicia por mano propia, no pueden los vecinos estar desprotegidos y tanto los autores materiales como los ideológicos deben responder ante la justicia” y agregó que “ningún dirigente del lugar puede pretender sacar ventaja política en base al sufrimiento de la gente”.

“Nuestro apoyo es siempre a todo lo que se desarrolla dentro de la ley, los demás actos y conductas deben ser denunciadas o las fuerzas de seguridad actuar de oficio a favor de los vecinos. La municipalidad hacer cumplir las ordenanzas sobre venta de bebidas alcohólicas y en cuanto a las drogas pediremos la intervención de la secretaria de Lucha contra el Narcocrimen y a las autoridades judiciales de las Lomitas para que se constituyan inmediatamente en Ingeniero Juárez o soliciten a los fiscales penales los antecedentes de oficio ante situaciones que son públicas, sin que esto implique criminalizar ninguna protesta, todo lo contrario hacer respetar los derechos de todos y ante carencias o situaciones irregulares abordarlos plural mente con respeto y sin ninguna actividad soberbia”.

Finalmente se informo de los correos electrónicos denuncia@formosa.gov.ar – depuefor@fibertel.com.ar y los teléfonos 03704 436379 para que los ciudadanos de Ingeniero Juarez hagan denuncias; reclamos que permitan obtener una salida a lo que se está viviendo estos días.