La policía allanó una oficina del Hipermercado Cáceres

Compartir


Fue a raíz de una causa judicial iniciada por denuncia de inspectores de la Subsecretaria de Defensa del Consumidor. En el procedimiento se secuestraron registros fílmicos de cámaras de seguridad precisadas en la causa y a la notificación situación legal del empresario y su hija.
Este viernes personal de la Unidad Regional Uno y de la Seccional Tercera llegó hasta las instalaciones del Hipermercado Cáceres de esta ciudad a fin de dar cumplimiento a una orden judicial dispuesta por el juzgado de Instrucción en turno en el marco investigativo de una causa por Infracción a los Artículos 237, 238 inc 2do y Amenazas del CPA e Inf. Ley 26485 Violencia de Género.
Allí los efectivos fueron recibidos por el propietario de la conocida cadena de supermercados y su hija, dándoseles lectura del mandamiento judicial propiamente dicho como así que serían notificados de la situación legal en la mencionada causa donde ambos se encuentran involucrados, accediendo el empresario sin ningún tipo de objeciones, en tanto que personal técnico y peritos policiales realizaron el secuestro de los registros fílmicos correspondientes al día del hecho ocurrido.

A raíz de una diligencia procesal que tenía que llevarse a cabo, el empresario junto a su hija manifestaron el deseo de trasladarse hasta la Seccional Tercera a fin de cumplimentar con dichos requisitos, haciéndolo de a pie en compañía de un nutrido número de empleados de la firma comercial.
Todas las personas llegaron hasta la Comisaría, aglomerándose al frente de la dependencia, violando lo establecido en el DNU N° 297/20 del Poder Ejecutivo Nacional referente al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, informándose sobre los pormenores de la situación al juez de turno, procediéndose a la aprehensión de un total de 18 personas iniciándose una causa judicial por Inf. Art. 205 del CPA, quienes fueron notificados de su situación legal, examinados por el forense policial y continuaron en libertad supeditados a ulterior de resolución de la causa.
En cuanto al empresario y su hija, finalizadas diligencias procesales y por orden judicial continuaron en libertad, pero sin marcharse de la dependencia policial, infringiendo también la misma falta que sus empleados, situación por la cual fueron involucrados en la misma causa.