La Primavera: Prestan numerosos servicios de salud en los domicilios

Compartir

Un nuevo operativo sanitario con visitas casa por casa, se concretó en la comunidad toba de La Primavera. El mismo fue llevado adelante por el equito de salud local y tuvo como objetivo brindar atenciones y otros tantos servicios que apuntan a dar las mejores respuestas a las demandas sanitarias de las familias vecinas.

El accionar se llevó adelante con agentes y profesionales que diariamente desempeñan sus tareas en el centro de salud Nazareno y en el Centro Integrador Comunitario (CIC), ambos emplazados en la comunidad y encargados de la cobertura sanitaria del lugar.

Allí, profesionales y agentes de salud, a cargo de la dirección del Dr. Julio Scalora, prestan atenciones y consultas desde distintas especialidades como: pediatría, obstetricia, clínica médica, nutrición; que son acompañadas por múltiples controles de enfermería que incluyen la actualización permanente de los carnets de vacunas, mediante la aplicación de las mismas, entre otras tantas prestaciones que forman parte de la atención primaria de salud.

En relación a los operativos en terreno, Scalora comentó una vez más que “son una forma más de  acercar a las casas los mismos servicios que se ofrecen en el centro de salud y que están todos los días disponibles para nuestra comunidad”.

Y reiteró asimismo que las recorridas y visitas domiciliarias se hacen a diario y que son planificadas de forma estratégica en conjunto con el equipo de salud para que las atenciones sean multidisciplinarias”, teniendo en cuenta las necesidades de los pacientes de acuerdo a las edades y a las condiciones de salud “que muchas veces por razones personales no pueden acercarse hasta nuestros efectores, entonces nosotros vamos hasta ellos”, remarcó.

Para ello, en esta oportunidad se desplegó  un nuevo operativo por medio del cual, los integrantes de las familias “de todas las edades, desde recién nacidos hasta adultos mayores” renovaron sus consultas: médicas, obstétricas y  de enfermería. A lo que se sumó el accionar de los vacunadores y agentes sanitarios.

Del  mismo modo y como es habitual, el equipo efectuó la captación y recaptación de pacientes con factores de riesgo, como también “para el seguimiento de patologías crónicas: diabetes, hipertensión, cardiovasculares, respiratorios, bajo peso y “pacientes inmunodeprimidos, ya que deben recibir una atención más minuciosa y estar al día con sus controles para asegurarnos de que estén estables y en buenas condiciones”.

Referentes del equipo explicaron en detalle que las atenciones fueron para niños, jóvenes, adultos y adultos mayores; quienes fueron pesados , medidos y evaluados para determinar su estado nutricional, todo a través del chequeo antropométrico (peso, talla y estatura). Se examinó también la tensión arterial y el nivel de glucemia con hincapié en los que padecen las mencionadas enfermedades crónicas.

Los obstetras, en tanto atendieron a las mujeres embarazadas en base a los controles indicados para cada una de las etapas de la gestación, intensificando el seguimiento a las madres con embarazo de riesgo o con diagnóstico de patologías gestacionales (diabetes, hipertensión, entre otras).

Promoción de las vacunas

Las atenciones multidisciplinarias fueron además acompañadas  por charlas de consejería sobre la práctica de buenos hábitos que contribuyen al cuidado de la salud en todas las edades. “Dialogamos con cada uno de nuestros pacientes para recalcarles las medidas que deben poner en práctica diariamente para cuidar la salud de sus familias, en especial de los niños y adultos mayores que son los más vulnerables frente a las enfermedades y que, requieren de cuidados particulares”, precisaron.

Las sugerencias apuntaron al lavado de manos, cuidado del agua que se consume, lactancia materna, conservación adecuada de los alimentos y “alimentación saludable”. Y se indicó la importancia de tener al día el calendario de vacunación con todas las vacunas vigentes aplicadas en los grupos y edades determinados, reiterando en este caso “las tres vacunas de la campaña de invierno: antigripal, triple bacteriana acelular y antineumocóccica” para protegerse de las enfermedades respiratorias “que circulan con más frecuencia en los días más fríos del año”.

Sobre el final, los pacientes recibieron medicamentos indicados por los profesionales mediante receta médica para el cumplimento de cada uno de los tratamientos. Asimismo se entregaron cajas de leche y suplementos alimentarios.

Y se proveyó a las familias con repelentes como parte de la campaña que el Ministerio de Desarrollo Humano concreta diariamente a lo largo y ancho de la provincia para prevenir las enfermedades del dengue, zika y chikungunya, transmitidas por la misma especie de mosquito, Aedes aegypti.