Compartir

Propiciando la universalidad de docentes capacitados, no solo para poder detectar a un niño o joven autista, sino estar formado para dar respuesta a la necesidad de estos en cuanto a sus tiempos para el aprendizaje o determinadas dificultades, se lanza una valiosa propuesta de formación: El posgrado sobre “el desafío del autismo en la escuela”.

La fundación “Rincón de Luz” es quien propicia este espacio de valiosa formación que será dictado por el cuerpo docente de especialistas pertenecientes al prestigioso “Instituto Gironzi”.

Comenzara el 11 de marzo y se extenderá hasta el mes de noviembre, y tendrá formato semipresencial con un seminario mensual, y en pocos días se informara el lugar donde se desarrollara. Por ahora se pueden inscribir o informarse a través del correo: rincondeluzf@gmail.com

Así lo anticipa la referente de la fundación, psicopedagoga Mariela Palacios, quien indico que la propuesta nace en respuesta a la necesidad de capacitar a docentes y profesionales para lograr una detección temprana, la atención y por ende la inclusión de chicos, adolescentes y jóvenes con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Está dirigido a toda persona que esté involucrada en la temática, como por ejemplo docentes de los niveles Inicial, Primaria y Secundaria que estén frente al aula o tengan interés, directivos y supervisores de los diferentes niveles y modalidades. Lo propio para psicopedagogos, psicólogos, terapistas ocupacionales, fonoaudiólogos, maestros integrados, estudiantes avanzados, acompañantes terapéuticos, entre otros.

Destaca que el Instituto Geronzi de Bahía Blanca es muy prestigioso y cuenta con un equipo muy importante de docentes y profesionales médicos que trabajan en el Hospital Italiano y forman parte del PANAACEA (Programa Argentino para Niños, Adolescentes y Adultos con Condiciones del Espectro Autista).

En cada uno de los seminarios estarán diferentes profesionales, anticipando por ejemplo que en el primero de ellos la expositora será la doctora Silvia Baetti. También formaran parte del cuadro de formadores doctores como Sebastián Cukier, Alexia Rattazzi, las licenciadas Verónica Tolomio, Cynthia Leguizamón, Gabriel Grivel, Julia Casco, Silvia Pisoni, la psicóloga social Noelia Avalos y la magister Pamela Salas.

 

De un niño cada cinco

escuelas, a uno por escuela

 

Expuso Palacios que “venimos trabajando en la concientización y sensibilización acerca de este trastorno, a fin de que el docente cuando se encuentre con un niño o un joven de estas características, pueda estar capacitado para dar la mejor respuesta”.

Tras aludir que desde el seno de la fundación “hemos dado charlas gratuitas en instituciones públicas y privadas”, advierte la necesidad de “fortalecer este trabajo porque avanzo muchísimo”.

Fundamenta lo expuesto diciendo que “antes hablábamos de un niño con TEA cada cinco escuelas, y hoy es un niño por escuela, por lo que urge que el mayor número de docentes esté capacitado, no solo para poder detectar sino realizar los trabajos acordes a la necesidad de ese niño o adolescente que tiene otros tiempos para el aprendizaje o diferentes tipos de dificultades”.

Expuso finalmente que “gracias a la difusión y campañas de concientización se conoce más y se puede detectar tempranamente”, aunque indica que “los mismos médicos pasan por alto ya que el trastorno autista no es parte de la pesquisa. El pediatra busca el desarrollo de crecimiento, peso o estatura, y como esto tiene que ver con lo conductual pasan por alta, más de uno o dos años, incluso hasta casos que se extendió por 11 años sin haber sido detectado el autismo en un chico”.