Compartir

Legisladores nacionales de la región NEA, fueron coincidente en torno a la inexistencia de un Plan Belgrano como herramienta de reparación del Norte Grande del país. “Carece de entidad, es solo una expresión de deseos”, dijo el legislador formoseño, Luis Basterra, mientras que su par del Chaco, Juan Manuel Pedrini advirtió que “sigue siendo un eslogan de campaña del presidente Mauricio Macri, ya que no tiene entidad alguna en el presupuesto”.

Primeramente Basterra explico acerca de la reunión en comisión en Diputados que mantuvo con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , señalando que “fue una buena oportunidad para dejar en claro que el Plan Belgrano no tiene una característica de tal, es solo una expresión de deseo, ya que carece de una planificación, objetivos y también de presupuesto para la realización de las metas trazadas, que insisto, no las tiene”.

“El ministro Frigerio hizo un gran esfuerzo por explicar lo inexplicable, porque si no está escrito en papel todo lo que comprende un plan como el que se promociono, es muy preocupante”, enfatizo.

Para Basterra este ministro es de los “pocos políticos del gabinete nacional con quien tenemos buen dialogo, la mayoría son empresarios. Frigerio mostro voluntad en tratar de acomodar con los reclamos de la provincia con lo que él debía defender que era indefendible”.

“Argumento que el Plan Belgrano en realidad es una visión general que habla de la equidad y otros fundamentos que leemos en la Reparación Histórica que firmo Néstor Kirchner, en este caso expuestos en el aire”, opino el formoseño, para marcar que

“todas las provincias le hicimos ver que el titular de este plan, Jose Cano deja mucho que desear, ya que en vez de buscar consenso y ser artífice de la articulación, solo se encarga de criticar a muchos gobernadores”.

Expuso que “reclamos las obras concretas que no figuran en el presupuesto y son fundamentales para cumplir ese objetivo de equidad territorial que ellos copian muy bien. Pero donde pongo la palabra tengo que poner el bolsillo, y en eso seguiremos insistiendo”.

Aludió a que “puntualmente le recordé lo que ya antes le expuso el gobernador (Gildo) Insfran acerca del Acueducto del Desarrollo, y respondió que esta obra debe estar considerada en el presupuesto, opinión que la tomamos con mucha seriedad porque vino de un ministro muy importante como Frigerio. Además dijo que se trataba de un presupuesto abierto a ser discutido, así que por supuesto que planteamos otras obras como las viales, la del puerto y otras presupuestadas en ejecución que ahora la quitaron, como la autovía Mansilla-Tatane, tramos de la ruta 9 y otras más, en total inequidad”.

Pedrini del Chaco

El legislador nacional de la vecina provincia del Chaco, Juan Manuel Pedrini, expuso que la situación en su provincia al igual que en las demás del norte del país acerca del Plan Belgrano “sigue siendo un eslogan de campaña del presidente Mauricio Macri, ya que no tiene entidad alguna en el presupuesto nacional”.

“Revisamos el presupuesto de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba y no encontramos ningún ítem referido a obras del Plan Belgrano”, advirtió, para insistir en que “no están obras de este plan ni para el Chaco, tampoco para Formosa, Salta y las demás provincias del norte”.

Expuso que “hay obras en ejecución y otras más en el NEA y NOA, y se toman a estas para hablar de reparación al norte, pero para Chaco y Formosa lo proyectado es significativamente menor al ritmo de obras de los últimos años”.

Comento en tono casi humorístico que “los otros días hubo una asistencia financiera de adelanto de coparticipación para pagar salarios en mi provincia, y eso también fue parte del Plan Belgrano”, con lo cual avizora que “si en algún tiempo se deben ejecutar trabajos de mantenimiento de una ruta ya pavimentada, será parte del mismo plan”.

Reclamo a Buryaile

Afirmo que “si todo es parte del Plan Belgrano, el ministro (Ricardo) Buryaile que es de nuestra región pudiera comenzar a cumplir con los desembolsos del Fondo Algodonero. Ya estamos en periodo de siembra y no se recibió un peso, como agravante de una situación compleja en este cultivo que tendrá una disminución de área de siembra importante”. Agrego que lo mismo sucede con la Ley de Bosques Nativos, norma que prevé una cifra no menor a los siete mil millones de pesos y en el presupuesto se le asigno una cifra del orden de los $320 millones.