Lenscak: “Formosa es un mal ejemplo para la política pro mercado”

Compartir

Desde el Gobierno del presidente Alberto Fernández como la gestión del gobernador Gildo Insfrán “se ha apostado al bien común a través del Estado como defensor de la salud pública”, mientras que la política pro mercado de la oposición y los poderes concentrados “plantea que se mueran los que tengan que morir” en la pandemia.

Así lo manifestó a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) el profesor Juan Lenscak, referente de los derechos humanos en Formosa y expreso político durante la última dictadura militar, en el marco de las reuniones virtuales que iniciaron altos funcionarios y equipos técnicos del Sistema de Naciones Unidas en Argentina con el Gobierno provincial, otras contrapartes y organizaciones de la sociedad civil para profundizar acerca de la crisis del COVID-19 y su impacto en la población.

Comenzó explicando que “esta visita estaba programada para fines del año pasado, en realidad para diciembre, cuando empezaron los cuestionamientos y la banalización de los centros preventivos sanitarios que implementó Formosa, a los que a propósito se los confundía con los centros clandestinos de detención”.

En ese momento, recordó, se invitó a que visite la provincia el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, y también a las autoridades de Naciones Unidas que residen en Argentina.

Mientras la visita de Pietragalla Corti a Formosa Capital se concretó a fines de enero pasado, la llegada de los funcionarios y los equipos técnicos de la ONU se fue postergando debido al contexto epidemiológico.

“Tendrían que haber arribado la semana pasada y se volvió a retardar –señaló-. Finalmente decidieron hacerla por Zoom ante la disparada de casos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, todo lo que es el AMBA y a nivel nacional ha sido muy grande. No fue por decisión del Gobierno de la provincia, sino que así lo dispusieron desde la ONU”.

Precisó que de la primera convocatoria participaron las entidades locales que habían solicitado una audiencia. “Representantes de distintas instituciones se hicieron presentes y dijeron lo que tenían que decir en un ambiente muy cordial”, sostuvo.  

Además se presentó una carta abierta suscripta por el colectivo de familiares de exdetenidos y desaparecidos, la Liga Argentina por los Derechos Humanos Formosa, las dos agrupaciones de HIJOS, la Cátedra Abierta de Derechos Humanos y los abogados litigantes en juicios de lesa humanidad.

“Se trata de un conjunto que tiene una mirada común en lo que significa la pandemia –expuso Lenscak a esta Agencia-. Estamos hablando fundamentalmente de la reivindicación de las medidas sanitarias que se han tomado en la provincia desde un principio hasta este momento, las cuales podemos evaluar por sus resultados”.

En ese sentido, “nuestro escrito es conteste a lo que han establecido días atrás las organizaciones de derechos humanos de todo el país respecto a las políticas preventivas que ha tenido el Gobierno Nacional, donde nosotros puntualizamos las del Gobierno provincial, porque en política sanitaria Formosa está varios pasos delante de lo que es la media nacional”.

Al especificar sobre lo plasmado en el documento, apuntó que “en el contexto internacional vemos actitudes muy perversas en derechos humanos y el manejo de la pandemia”, poniendo el acento en las vacunas. “La perversidad que tiene el capital concentrado sobre la apropiación de las dosis es realmente infernal”, cuestionó.

“Vemos un país como Estados Unidos que no solamente tiene vacunas para su propia población, sino que las está acaparando, ya que se habla de que tiene cinco veces más de lo que necesita”, reprochó, sumando que “además se tomó el atrevimiento de confiscar dosis que ha pagado Argentina”.

“Este es el nivel de perversidad y falta de solidaridad social en el que nos encontramos”, advirtió el profesor Lenscak.

Contraste evidente

En esa línea, marcó el total contraste entre lo que sucede en Argentina y Formosa con “ese capital perverso que tiene la idea de que el mercado global debe ser el que conduce con actitudes muy agresivas”.

En el país y la provincia, en cambio, “hemos apostado al bien común a través del Estado como defensor de la salud pública”, planteando que la acertada política sanitaria de Formosa “es vista como un mal ejemplo para aquellos que piensan que es el mercado el que debe dirigir todo y que ‘se mueran todos los que tengan que morir’, que es la consigna que se ha implementado en Brasil, Estados Unidos y en un principio en Inglaterra”.

“Acá eso lo tenemos en el expresidente (Mauricio Macri) que lo ha hecho explícito, porque a ellos no les importan los más vulnerables”, repudió.

En Formosa, afirmó, “tenemos otra consigna y otro concepto de derechos humanos, que no es el que tiene el gran imperio, que defiende solamente la libertad y la propiedad privada de ellos. Todos los otros principios ni siquiera los han reafirmado a nivel de convenciones internacionales”, ejemplificando que ese país no ha ratificado ningún acuerdo de temas ambientales o derechos de los niños y los pueblos originarios.

Modelos políticos

A su vez, planteó que “el problema que estamos viviendo se da entre una política pro estatal que defiende la vida o una política pro mercado que dice ‘que se mueran los que tengan que morir’, no importa cuántos sean”.

“Esto ya lo hemos visto, porque en tres meses pasamos de uno a cien. Hemos centuplicado la cantidad de muertos de acuerdo a esta política pro mercado que tiene la mentira oficializada de los medios como TN”, dijo.

“Hay errores y hay que subsanarlos, en eso estamos de acuerdo casi todas las entidades y también el propio Gobierno que ha hecho el esfuerzo para solucionar los problemas que se han planteado, pero no podemos tirar con todo y decir que en Formosa se violan los derechos humanos”, enfatizó.

Categórico, cargó duro contra la concejala opositora Gabriela Neme, quien “en un disparate grande como una casa, dijo que lo que sucede aquí es un genocidio como el de los judíos”.

“Un verdadero papelón internacional es el que nos está haciendo pasar esta profesional del Derecho, que no sé dónde estudió para decir semejante barbaridad”, fustigó, poniendo de resalto que mientras desde el Estado provincial se defiende la vida, “aquellos que quieren sacar rédito electoral arremeten para que mueran cada vez más personas en Formosa”, concluyó.