Compartir

Una de las obras estratégicas para la provincia es la construcción del acueducto Rio Paraguay-Ingeniero Juárez por las implicancias que para el desarrollo económico y social de ese espacio territorial de la provincia adquiere ese emprendimiento para cuya realización el gobernador Gildo Insfrán se comprometió a seguir gestionando su financiamiento en ocasión de visitar el barrio Venezuela por el operativo Por nuestra gente todo.

Fue recordado que el pasado 9 de Octubre de 2015 la entonces  Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó un acto en Río Gallegos desde donde se comunicó, a través de videoconferencias con Formosa para anunciar el llamado a licitación pública nacional e internacional del Acueducto del Desarrollo Formoseño.

En esa ocasión se destacó que dicha obra permitirá “tomar agua del río Paraguay y llevarla  a todos los formoseños” pero además que abastecerá al riego para el desarrollo productivo de la región.

“No está en el acta de reparación, es una de las tantas obras por fuera del acta”, aclaró en esa ocasión la jefa de Estado.

Al respecto, el gobernador de la provincia, Gildo Insfran, afirmó que se trata de un acueducto de más de 500 kilómetros que va a transportar agua potable para más de 200.000 personas y permitirá mantener bajo riego la producción de más de 150.000 hectáreas.

Además, se detalló que el organismo ejecutor de la obra será el Ente Nacional de Obras Hídricas, Secretaría de Obras Públicas de la Nación, en un plazo de ejecución de 48 meses (4 años), con una inversión por parte del Estado Nacional de $ 10.002.072.253.

Gestion del ENHOSA

El Ente Nacional de Obras Hidricas, ENHOSA, de la secretarÍa de Obras Publicas de la Nación se encargo del Llamado a Licitación Pública   Nacional e Internacional del Acueducto del Desarrollo Formoseño que fijaba un plazo de ejecución de 4 años y una inversión nacional total de  10.002.072.253 pesos.

La publicación del llamado a licitación se realizo los días 9,10 y 11 de febrero de 2015 con ventas de pliegos desde el 30 de noviembre de ese año y la apertura de los sobres con las ofertas de las empresas interesadas el 30 de marzo de 2016.

La obra proyectada consistía en   un acueducto troncal con toma en el río Paraguay, que conducirá agua cruda de este a oeste de la región hasta la localidad de Ingeniero Juárez, acompañando la traza de la Ruta Nacional Nº 81.

El objetivo del emprendimiento conocido como “la obra del siglo” por el gobernador Gildo Insfran es el de abastecer  a todas las localidades en la zona de influencia del acueducto, previéndose que las   derivaciones y el proceso de potabilización se realizaria en cada una de ellas de manera individual.

El gobierno nacional considero la obra del acueducto en el contexto del Norte Grande a tal punto que en su momento se consignaba que tras  los trabajos de pavimentación impulsados en la Ruta Nacional Nº 52 en Jujuy y la Ruta Nacional Nº 81 en Formosa, este proyecto busca complementar las obras viales ya desarrolladas en el norte, fortaleciendo la zona del Eje de Capricornio.

Se señalaba que La pavimentación de rutas y la iniciativa del acueducto son dos de los grandes ejes de desarrollo que el Estado Nacional despliega en el norte de la Argentina con el fin de fortalecer las economías locales y mejorar la vida de los habitantes de la zona.

Características técnicas

Se informaba entonces  que el punto inicial de la obra del Acueducto del Desarrollo Formoseño se daría  próximo a la ciudad de Formosa, donde se ubica la obra de toma sobre el río Paraguay.

Se consignaba que la  traza del acueducto acompañará a la  de la Ruta Nº 81 hasta el ingreso a la localidad de Ingeniero Juárez.En la licitación se establecía que el acueducto troncal estaria dividido en seis tramos.

Además, se precisaba que la obra no solamente permitiría   racionalizar costos, sino que además reduciría el impacto que podría causarle al medio ambiente un proyecto de este tipo, ya que la conducción será bajo tierra y no se necesita de un camino adicional para mantenimiento.

Visión estratégica

El nuevo proyecto hídrico se había basado tanto en la población como en el desarrollo agroindustrial de la región.

El principal objetivo es  transportar agua desde el río Paraguay hacia el interior de la provincia, para poner disponer de ella aún en períodos de sequía. Además, mejorará la cantidad y la calidad del agua, tanto en las zonas rurales como en las urbanas.

La utilización del agua permitirá desarrollar diferentes proyectos de inversión, destinados al fortalecimiento de la ganadería y la producción de etanol, pasto elefante, algodón y trigo