Compartir

En el marco de la edición I de la Fiesta del Ternero y Novillito Lomitense que se realizará este jueves 20 en Las Lomitas, la Sociedad Rural organizará en simultáneo la trigésima edición de Remate de Invernada que dará inicio a las 15 horas.

El mismo cuenta con el apoyo de la Municipalidad de Las Lomitas, la empresa ganadera Don Raúl, que es la firma consignataria, y el Ministerio de la Producción y Ambiente de la provincia.

Gustavo Zalazar, presidente de la Sociedad Rural de Las Lomitas, dijo que “será una jornada de remate de invernada, novillito y hacienda en general. Tenemos inscriptas 2100 cabezas, que desde el martes a la tarde estamos recibiendo la hacienda en el predio de la Sociedad Rural”.

Además de los productores de la localidad, participarán también de Guadalcazar, Posta Cambio Zalazar, Lugones, toda el área que comprende la ruta N° 81, Ibarreta y Pozo del Tigre, entre otras ciudades del interior provincial.

Añadió que este primer remate del año 2020 “se adelantó con motivo del calendario de vacunación que está fijado por SENASA para el próximo mes y además para dar salida a la hacienda de los productores”.

En tanto, sobre los precios que ofrece el remate de ganado, recordó que el año pasado tuvieron “muy buenos precios como por ejemplo el ternero de 150 kilos costaba $100 el kilo y de menor peso, costaba $95 el kilo, así que para este primer remate las expectativas son las mejores”.

Asimismo, el dirigente de la Sociedad Rural lomitense agradeció al Ministerio de la Producción y Ambiente de la provincia, el Municipio local y la ganadera Don Raúl que “hacen posible el remate y fundamentalmente el apoyo permanente para mejorar e innovar en términos de hacienda en la localidad”.

Opinó que para este año en términos generales los pequeños productores “tienen muy buenas expectativas, ya que se normalizó la cuestión de los precios y el productor tiene más claro el panorama económico. Todos queremos que al país le vaya bien porque de esa manera habrá más movimiento y más circulación de dinero”.

Finalmente mencionó que organizar un remate “es costoso” y denunció que en los últimos años se quitaron las líneas de financiamiento dirigidas a los pequeños productores ganadores por parte de la Nación. “Es por eso que no queremos sobrepasar las 2000 cabezas, pero hemos llegado a tener hasta 5000 cabezas en otros tiempos, algo que por ahora es imposible”, concluyó.