Compartir

28 toneladas se enviaron por primera vez desde Villa Dos Trece. Allí se da valor a la producción a través de una planta de empaque y clasificación.

Esta última semana en Villa Dos Trece, sur de la provincia, se cargaron 28 toneladas de zapallos pertenecientes a productores de la zona, que partieron con destino al mercado de Mendoza generando grandes expectativas ante la apertura de una nueva plaza de comercialización que se suma a los cargamentos que se envían a Buenos Aires.

Se trata de zapallos “atlas, pepes, tetsokabuto y plomo de chacras de nuestras colonias. Estamos contentos porque es la primera vez que vamos a probar el mercado de Mendoza”, indicó Ricardo Díaz, presidente de la Asociación 8 de Octubre de Productores Frutihortícolas

Los productores dostreceños valiéndose de una organización y trabajo conjunto, logran de esta manera acercar su producción a uno de los mercados de mayor movimiento del país. Además, para hacer posible esta iniciativa pusieron en marcha en la localidad una planta de empaque con ayuda del Gobierno provincial a través del Ministerio de la Producción y Ambiente, y el Municipio.

“Estamos inaugurando esta planta de empaque con la carga de estas primeras toneladas de zapallos. La moderna planta nos permite hacer el proceso de lavado y enrrejillado de nuestra producción, con la alegría de que estamos listos para comercializar a nuevos mercados”, detalló Díaz.

Acerca de la importancia de la planta de empaque a la hora de comercializar, se aseguró que “antes no contábamos con galpón y enviamos el producto en bruto. Ahora podemos agregarle este paso que significa mejor precio para el productor”, según el vicepresidente de la asociación, Rubén Respa.

Agregado de valor

Los productores contaron que esta oportunidad de vender a Mendoza los alienta a tener mayor volumen de producción. “Tenemos grandes sueños, la idea es que sigamos creciendo con aciertos y errores, tratando de mejorar cada día en todos los aspectos: la producción, pero también la sanidad y la comercialización”, contó Respa.

Al igual que remarcó: “Si bien el desafío es grande, el trabajo conjunto es la respuesta para lograr buenos negocios. El Gobierno cumple un papel fundamental con el apoyo que nos brinda: nos entregó la maquina, nos ayuda con el galpón y nos busca los mejores precios que debemos tener con los mercados”.

“Entonces podemos no solo producir, sino también empacar los zapallos y llegar a los mercados de Buenos Aires, donde ya estábamos enviando, y desde ahora  también al de Mendoza. El propósito es darle valor agregado a la producción ya que el comprador busca calidad y sanidad”, aseguró

En relación a la producción del zapallo, desde la cartera productiva revelaron que la siembra de zapallos arrancó a fines de julio pasado con la entrega de semillas e insumos por parte del Gobierno formoseño. Semanas atrás se hicieron las cosechas, a pesar de los inconvenientes producidos por las lluvias y granizos.

Y adelantaron que resta una cosecha tardía programada para enero próximo, momento para el cual continuará el apoyo constante por parte del estado provincial. Sobre la planta de empaque, se dio a conocer que forma parte de las 5 que cuenta la provincia ubicadas en distintos puntos del territorio.