Merced a la planificación estratégica de Insfrán, se fortaleció el sistema sanitario en red

Compartir


El doctor Samuel Gutiérrez, director del Interdistrital Evita, que funciona como Hospital de la Contingencia COVID-19, subrayó que “gracias a la planificación estratégica del gobernador Gildo Insfrán, el sistema sanitario en red se fortaleció a lo largo y ancho del territorio provincial”.


En declaraciones recogidas por AGENFOR, remarcó que “el nosocomio tiene la capacidad de dar respuestas a todos los casos positivos, es un hospital que fue destinado a dar cobertura para que los pacientes puedan pasar los 14 días de aislamiento y evitar la propagación del virus”.
Advirtió el especialista que “la propagación del coronavirus es muy rápida dentro del grupo familiar si no se toman las medidas a tiempo”.


En ese sentido, explicó que “el 60% del contagio se produce a raíz de los pacientes asintomáticos, es decir, aquellas personas que no sienten nada”, lo cual “generalmente se da en los jóvenes que circulan con el virus porque no tienen ningún síntoma”.


Por ello, hizo hincapié en que “lo más importante es evitar la propagación y esto es justamente lo que hacemos: tratamos que las personas infectadas que no tengan ningún síntoma cumplan la evolución normal que tiene el virus en forma aislada”.


A su vez, el doctor Gutiérrez puso de resalto que “antes de la llegada de la pandemia a nuestro país, el Gobierno provincial tomó las previsiones. Y gracias a la planificación estratégica del gobernador Insfrán, el sistema sanitario en red se fortaleció a lo largo y ancho del territorio provincial, destinando camas y elementos para atender los potenciales casos”.


Además, “por decisión del primer mandatario, se destinó un hospital modelo, polivalente y dotado con 200 camas. Se puso en funcionamiento para la atención exclusiva de los casos positivos”.
De esta manera, “Formosa es la única provincia del país que tiene un nosocomio exclusivo para alojar a los pacientes positivos de COVID-19 y que allí puedan recibir el tratamiento”.


Remarcó que el Hospital Evita cuenta con 40 camas de cuidados intensivos y 128 en la sala de internación general, donde actualmente hay un 20% de ocupación.


“Pasados ocho meses de pandemia, solamente tenemos esa ocupación y ningún paciente en estado grave –recalcó a esta Agencia-. Y cuando se mira alrededor, a provincias vecinas que, si bien después de varios meses se están reponiendo, sus situaciones de camas de terapia siguen siendo críticas, también a nivel nacional”, enfatizando que en cambio “Formosa tiene la capacidad de poder responder a la demanda que haya”.


Mencionó además al Estadio Cincuentenario, situado también en el polo sanitario, que posee 240 camas para atender casos leves y asintomáticos.
“Se trata de un lugar como cualquier otro centro de nivel internacional que está preparado para los enfermos de COVID-19 leves o asintomáticos que no requieran una atención especial como para ser derivados al Hospital de la Contingencia Evita”, ponderó el especialista.


Para finalizar, hizo notar que “nos tenemos que sentir muy orgullosos por todo lo que logramos en la lucha contra la pandemia”.