Compartir

“El Programa Precios Transparentes lanzado hace dos meses, dejo de existir, solamente queda su espíritu”-

Los consumidores junto a los comercios,  han ingresado en un cono de fuertes dudas sobre el impacto ya no del fracasado Programa “Precios Transparentes”, sino ahora sobre las modificaciones que introdujo el Gobierno Nacional, y es por ello que desde la Defensoría del Pueblo, se afirmó que Precios Transparentes, el plan lanzado hace dos meses para reemplazar Ahora 12 y 18, continúa pero su espíritu no. Es que, el objetivo principal de este plan era, según había anunciado el Gobierno Nacional, desmantelar que era imposible que pagar en efectivo o en una cuota tuviera el mismo valor que hacerlo en 12 o 18.

Las reformas aplicadas actualmente por el Gobierno, se alejan mucho de esa idea. Ahora no solo vuelve a estar en vigencia el Ahora 12 y 18 hasta fin de año, sino que también se lanzará el Ahora 3 y 6. Esto permitirá a los consumidores adquirir solo indumentaria y calzado en 3 o 6 cuotas sin interés.Además, otro de los cambios aplicados en la propuesta es que el precio al contado -efectivo, un pago con tarjeta de débito o crédito-seguirá siendo obligatorio exhibirlo, pero ya no  lo será  mostrar el Costo Financiero Total (CFT) y la Tasa Efectiva Anual (TEA) en los comercios más chicos, pero si en los anuncios.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, señalo que la Resolución 240-E/2017 de la Secretaría de Comercio, que lleva la firma de su titular, Miguel Braun, y fue publicada hoy en el Boletín Oficial, establece que  “cuando los precios se exhiban financiados en los puntos de venta deberá indicarse el precio de contado, el anticipo si lo hubiere, y la cantidad y monto de cada una de las cuotas”.Por otra parte, desde la Secretaría de Comercio señalaron que “sólo para los casos de comercio electrónico y de publicidades en medios masivos deberá agregarse el Costo Financiero Total (CFT) de cada alternativa de financiación.

Desde la Institución cursaron una sugerencia a las autoridades del Ministerio de Economía de Nación, en el sentido de que,  “lo mejor para trasparentar el mercado es en primer lugar conocer las realidades regionales de nuestro país (en este caso el NEA); y lo otro es que los comercios vendan y que los consumidores o clientes y los bancos arreglen la financiación y su costo”. De lo contrario todo es muy confuso y en nuestro mercado local, estas medidas poco claras, perjudican tanto a consumidores como a pequeños comerciantes.