Nueva planta de agua potable para beneficio de unas cinco mil familias

Compartir

La obra de la planta de agua potable y la ampliación del centro de distribución que habilitara este martes el gobernador Gildo Insfran  en la comunidad aborigen de El Potrillo, alcanza con sus beneficios a otros parajes de la zona donde habitan unas cinco mil familias.

De acuerdo a lo explicado desde el Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (SPAP), uno de los componentes centrales de la planta fue la construcción de un nuevo centro de distribución de agua potable, mediante la ejecución de la nueva cisterna, estación de bombeo y tanque elevado.

Este centro  tiene como fuente de alimentación un pozo profundo, de 412 metros, construido en el marco del Programa Esmeralda (perforaciones a granes profundidades), y el proyecto beneficia tanto a la localidad de El Potrillo, como a Palmar Largo, El Favorito, Tronquito I y Tronquito II.

Se construyó una cisterna de 450 mil litros de capacidad. Sobre la misma se erige un edificio para las electrobombas que además alberga a los tableros de comando. Las electrobombas impulsan agua al tanque elevado cuya capacidad es de 75 mil litros, que además abastecen con agua potable a las comunidades de Tronquito I y Tronquito II.

Se integra un edificio administrativo con oficina de atención al público y sanitario para personal de la planta. Además se ejecutaron las instalaciones con depósito de productos químicos,manga para carga de camiones tanques, iluminación del predio y el cerramiento perimetral con postes olímpicos y malla de alambre romboidal, incluyendo portón de acceso vehicular y peatonal.

Complementariamente se realizó la remoción integral de las instalaciones anteriores que cumplieron su vida útil.