Obras sociales del país, entre ellas el IASEP, contra el abuso de precios en medicamentos

Compartir
 Las obras y servicios sociales provinciales de todo el país, entre ellas el IASEP, agrupados en un consejo nacional –COSSPRA-, dieron a conocer un pronunciamiento de profunda preocupación por el comportamiento del mercado farmacéutico, que diariamente informa de incremento en el precio de los medicamentos.
De acuerdo a los términos de la solicitada emanada en el seno del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina, “desde enero de 2016 a la fecha, los medicamentos para patologías de alto costo, como cáncer, HIV, esclerosis múltiples, artritis reumatoidea, hepatitis, trastornos de crecimiento y trasplante, incrementaron sus precios más de un 50%”, advirtieron desde la junta ejecutiva del consejo, dato surgido en base al incremento real de cada producto con evidencias de comercialización.
Asimismo, marcaron la “aparición de nuevas drogas incorporadas al mercado en el mismo periodo, que actúan como variable de aumento”. Destacan en este sentido las que tratan “la hepatitis crónica, la inmuno-oncologia, las enfermedades raras y /o huérfanas –sin tratamiento adecuado hasta el momento- y los productos biológicos, de gran importancia por la sorprendente multiplicidad de utilidades terapéuticas que le asignan”.
A modo de marcar el impacto de tamaños aumentos, los referentes de las 24 obras sociales provinciales, señalan que todas ellas brindan servicios de salud a los empleados públicos en sus respectivas jurisdicciones (provincias y municipios) de todo el país, totalizando más de 7.2 millones de afiliados, es decir el 16% de los habitantes de la nación.
Entiende el COSSPRA, en los términos de la solicitada que es adherida por el intervenir del IASEP, Luis Robles, que “los medicamentos de alto costo no forman parte de la oferta farmacéutica y difícilmente se les puedan aplicar lineamientos de libre determinación de precios, porque son provistos por laboratorios específicos con prácticas monopólicas”, alertando que “esta situación pone potencialmente en riesgo el financiamiento de todo el sistema de salud”.
Afirman que las obras sociales provinciales, a diferencias de las sindicales, “carecemos de un sistema de recupero como el Sistema Único de Reintegro (SUR), por lo que el financiamiento de enfermedades de alto costo y catastróficas, muchas veces comprometen la continuidad del pago por la totalidad de las prestaciones que damos a los afiliados”.
Ante este escenario es que “solicitamos al gobierno nacional que intervenga por medio de las entidades correspondientes, estableciendo normas y realizando un control efectivo sobre la industria farmacéutica, a efectos de no permitir los abusivos aumentos indiscriminados de precios”. Incluso alertan que estas subas “no tienen relación con parámetro alguno y son muy superiores a los actuales valores de inflación”, denuncia el consejo.
Exhortaron al PEN a que “establezca en un plazo perentorio, un Seguro Nacional de Enfermedades Catastróficas que cubra con fondos nacionales un listado de enfermedades de alto costo, huérfanas o las denominadas compasivas,  dada la imposibilidad de seguir afrontándolas con fondos de las obras sociales provinciales”.
Finalmente manifestaron su “apoyo absoluto a la inmediata creación de una Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias”.