Compartir

Por medio de un nuevo operativo sanitario en su área de responsabilidad, un equipo del hospital distrital de Ingeniero Juárez de manera mancomunada con un equipo del centro de salud de La Rinconada y el equipo de salud local, profundizaron atenciones y otras acciones de salud en la comunidad wichi El Churcal, que se encuentra emplazada a pocos kilómetros.

Familias originarias que allí residen, fueron nuevamente beneficiadas a través de controles médicos, de enfermería, y odontología, alcanzando a pacientes de todas las edades, para fortalecer el trabajo que a diario desempeña el personal de salud del puesto sanitario local.

“Las múltiples atenciones fueron para la población en general, pero como es habitual el hincapié siempre es puesto en  el control de niños, embarazadas y adultos mayores” comentaron los organizadores; agregando que de forma paralela “se realizó la captación de pacientes con antecedentes de factores de riesgo”.

Según lo detallado, las consultas incluyeron: mediciones de tensión arterial y glucemia, control del peso y estado nutricional. “Estas son evaluaciones que hacemos para todas las edades, y que se extienden a las embarazadas para chequar cómo va la evolución de su embarazo, ver si el bebé está creciendo bien y si la mamá está saludable”, explicaron.

En el caso de los niños, los pediatras efectuaron controles antropométricos (peso, altura y talla), y distintos controles pediátricos que están determinados para cada edad. Asimismo actualizaron los carnets de vacunas con la aplicación de las dosis faltantes “poniendo énfasis en las vacunas de la campaña de invierno y la vacuna contra el virus del papiloma humano (HPV) para las niñas y niños de 11 años”.

Cabe mencionarse que las instancias de revisión de los carnets y aplicación de las vacunas fueron ofrecidas para todas la población; sobre todo teniendo en cuenta que las vacunas contenidas en la campaña de invierno: triple bacteriana acelular, antinuemocóccica y antigripal están destinadas a las personas que integran los grupos de riesgo, según edad y condiciones de salud establecidas por el calendario vigente.

El trabajo fue complementado con las atenciones odontológicas que fueron acompañadas con consejos sobre cuidados para cuidar la salud de los dientes y la boca: consumo diario de alimentos sanos y ricos en nutrientes, cepillado correcto luego de cada comida, consulta al odontólogo “al menos dos veces al año para detectar a tiempo caries y otras enfermedades dentales y hacer el tratamiento oportuno para evitar la pérdida de piezas dentarias y otros trastornos”, acentuaron desde el servicio de odontología.

Asimismo, fueron entregaron métodos anticonceptivos teniendo en cuenta la elección de cada familia y las condiciones de salud de las mujeres, y se realizaron charlas sobre la importancia del uso del preservativo como barrera para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Por otra parte, se entregaron de forma gratuita medicamentos recetados por los profesionales, suplementos nutricionales y cajas de leche a embarazadas y niños. Finalmente, los profesionales promovieron hábitos sanos con consejerías sobre diversos temas para cuidar la salud de forma integral.

Desde estos,  instaron al lavado de manos constante, especialmente antes de comer y luego de ir al baño; higiene del hogar en general; evitar la presencia de insectos vectores de enfermedades como mosquitos y vinchucas; cuidar el agua tratándola adecuadamente, limpiar perfectamente los alimentos y utensilios antes de preparar las comidas; tener el calendario de vacunas al día.