Ozuna: “Una vez que se declara la circulación viral los números pierden relevancia, lo fundamental es la prevención”

Compartir

En referencia a los dichos de Martín Hernández, el subsecretario de Medicina Sanitaria refutó: “Criminal es calumniar malintencionadamente y sembrar temor en la población”
El subsecretario de Medicina Sanitaria Dr. Darío Ozuna salió al cruce de las declaraciones del diputado nacional Martín Hernández en los medios locales donde tilda de “criminal” y denuncia un supuesto ocultamiento de datos.

Ante esto recordó que desde el momento en que se declaró la circulación viral del dengue en la provincia, desde el Ministerio de Desarrollo Humano, en reiteradas oportunidades se explicó que a partir de la declaración viral se deja a un lado el conteo de casos para centrarse exclusivamente en la prevención. “Criminal es calumniar malintencionadamente y sembrar temor en la población”, refutó.

Ozuna puntualizó que cuando está declarada la circulación viral, las cifras pasan a un segundo plano, lo más importante y necesario es la prevención. “Cuando ocurre esto, ya no tiene sentido el número de casos. Es decir, se sigue una normativa cuantitativa en los primeros momentos para declarar el diagnostico por nexo, a partir de ahí ya la cantidad de caos ya no se cuentan, el enfoque ya cualitativo; deja de ser cuantitativo para ser cualitativo”, especificó.

“Esto es lo que cuesta hacerle entender a la gente, y no sólo a la comunidad sino también a algunas personas que quieren sacar redito de esto para hacer política e insisten en números cuando en realidad esto ya no sirve de nada, no así la prevención que debemos seguir haciendo desde las casas, además de las fumigaciones que se hacen diariamente por los espacios públicos”, reflexionó.

En ese aspecto recordó: “Ya sabemos que hay circulación viral, por lo tanto el número de casos ya no tiene relevancia; lo que sí tiene relevancia y es fundamental, como ya expliqué antes es la prevención en las casas para evitar que el mosquito deposite las larvas en la casa, nazcan nuevos insectos y sigan picando e infectando; esto no es un comportamiento que debemos adoptar solo aquí en la provincia, sino en el país, en la región y en todos los países del mundo en el que hay dengue”.

 

Comportamiento epidemiológico

El subsecretario señaló que la campaña contra el mosquito aedes aegypti “es permanente” y que eso se ha determinado por el comportamiento epidemiológico del problema, no solamente en nuestra provincia, sino también en el país y en toda la región continental. Es por eso que recordó: “El mosquito vino para quedarse y se quedó, así que en tanto el mosquito está busca guarecerse en los medios más adecuados a su vida, que es donde el ambiente está más calentito y eso es la vivienda; y como es un mosquito primero domiciliario y segundo es antropofilico, es decir se alimenta de sangre humana, tiene todas las condiciones para vivir en las casas: vivienda y comida”.

“Antes en los días de invierno todo se aplacaba, eran épocas interepidemicos, el control de mosquito quedaba casi en la nada hasta que se volvía con nuevo brote, ahora no, el mosquito está siempre. En el invierno vamos a tener una menor densidad poblacional de mosquito naturalmente pero de acuerdo  a nuestro clima, donde solo tenemos días frescos, lluviosos y húmedos hace propicio el ambiente para que el mosquito esté más fortalecido”, dijo.

Por este motivo, instó a “no dejar de hacer lo que estamos haciendo, tiene que ser un trabajo permanente”.

 Acciones

 Ozuna explicó que las acciones que se realizan son  las mismas que durante el resto del año: fumigaciones, descacharrizados, entrega de material gráfico y repelente, dialogo con los vecinos para seguir concientizando sobre las enfermedades que transmite este vector y las formas de prevención; pero acá lo fundamental es el tratamiento del ciclo acuático y ahí es donde entra el trabajo de la comunidad, ya que el ciclo acuático se da en los domicilios y peridomicilios, ahí es donde están los criaderos; por ende el frente de batalla fundamental contra el mosquito es la familia, las personas que habitan las viviendas.

“Ahí es donde se debe apuntalar y es lo que estamos haciendo: en la concientización, en la educación, convencer a nuestra población de que si o si tiene que colaborar con todas las medidas de prevención que todos los días se difunden por diferentes medios de comunicación y también por las redes sociales; esto es fundamental, las familias, los vecinos, la comunidad tiene que poner de su parte para evitar que el virus siga circulando en la provincia”, manifestó.

El comportamiento poblacional y el grado de conciencia que las personas adquieran sobre el problema porque en tanto eso no suceda, todas las condiciones van a seguir estando dadas; vamos a seguir teniendo mosquito adultos que vuelan, que pican y que transmiten el virus, explicó.

Laboratorios

Ozuna explicó que cuando hay un nuevo brote epidémico, después de un tiempo de calma, los primeros casos interesan tener un diagnóstico de  laboratorio porque de ese modo confirmamos que hay casos de personas infectadas, en este caso de dengue; por un lado esto es fundamental; y por otro lado en estos primeros casos el laboratorio detectará cual es el serotipo que está circulando, esto también es fundamental. Pero una vez que se advierte la circulación viral y se sabe que serotipo es el que circula, la cantidad de casos deja de ser importante porque se advierte que el virus esta y lo que debe primar es que cada uno refuerce las medidas preventivas.

El subsecretario resaltó que es innecesario normativamente continuar haciendo laboratorio a cada posible caso sospechoso, ya que esto implicaría un gasto improductivo que le cuesta al Estado y a la misma gente y es lo que la misma Organización Mundial de la Salud recomienda; esto no es una ocurrencia nuestra sino que la OMS y la OPS avalan y dictan una normativa que hablan del concepto de diagnóstico por nexo epidemiológico, esto quiere decir que si yo voy a un barrio donde en una casa dos personas tuvieron dengue y ahí viven otras 7 personas y resulta que días después, estos otros componentes de esa familia tiene un caso donde el médico ya está orientado epidemiológicamente, entonces clínicamente se considera positivo para esta enfermedad; en ese caso el diagnóstico es clínico epidemiológico; entonces el dato laboratorial ya no tiene sentido. Ahí es donde el aspecto cuantitativo del problema deja de tener importancia.

“Este personaje pretende ocupar espacio en los medios utilizando el temor de la gente, calumniando y opinando de manera irresponsable, desde un primer momento se informaron los casos, se hizo el conteo hasta que se determinó la circulación viral y una vez hecho esto, nos centramos en los más importante, la prevención, que por supuesto, empieza en cada uno de nuestros hogares y en tener una actitud preventiva todos los días”, finalizó.