Compartir

Luego de recorrer varios lugares, este formoseño encontró en la salud pública cuál era la causa de lo que le generaba dolores intensos desde los 4 años de edad

Muchas veces un diagnóstico certero es determinante en la vida de una persona. Este es el caso del paciente Aguirre, de 21 años, oriundo de Formosa capital que desde temprana edad sufrió de fuertes dolores musculares y que luego de recorrer varios médicos y especialistas encontró en la salud pública el diagnóstico y tratamiento de la rara enfermedad que padece: Síndrome de Fabry.

“Desde los 4 años que sufro fuerte dolores musculares, sobre todo en las extremidades y me he pasado mucho tiempo desde entonces recorriendo profesionales de muchas provincias para ver qué era lo que me causaba tantos dolores, además de otros síntomas típicos de esta enfermedad que es una de las enfermedades raras que existen y se llama enfermedad de Fabry”, contó.

Se trata de una dolencia hereditaria, que sólo mediante un seguimiento y evaluación adecuados se puede detectar.

“Siempre que acudía a las clínicas por los fuertes dolores, los médicos me decían que no era nada, que era todo era psicológico y que ya se me pasaría. Hace dos años fui al hospital Central, al servicio de neurología, donde me encontré con un gran equipo de médicos y enfermeras que me brindaron muchísimo apoyo desde un primer momento. Se me hizo todos los estudios en el Alta Complejidad  hasta que se dio con la enfermedad que yo y algunos de mi familia padecemos” recordó.

Tratamiento

Una vez detectada la patología, empezaron a realizarle los mismos estudios a toda su familia. “Algunos la tenemos y otros están en estudio todavía; los que si la tenemos estamos siguiendo el tratamiento que necesitamos en el hospital Central, sin coste económico y con todos los medicamentos totalmente gratuitos. Además de eso, periódicamente, nos realizan estudios y análisis para el seguimiento y control de la enfermedad en el hospital de Alta Complejidad de nuestra provincia, teniendo en cuenta que es una enfermedad, hasta ahora incurable y con tratamiento de por vida”, relató.

El paciente explicó que los síntomas de la enfermedad le impidieron llevar una vida normal, como por ejemplo: “no podemos traspirar, debemos estar en lugares frescos y secos constantemente y en Formosa eso es imposible durante casi todo el año, por las altas temperaturas que inclusive tenemos en invierno”.

“Por suerte en Formosa, han podido encontrar la enfermedad, cuestión que en otros lugares no lo han hecho, a pesar de tantos estudios que se me hizo”, destacó.

Agradecimiento

El joven manifestó su conformidad con el servicio de salud provincial. “Estamos muy agradecidos con todo el equipo que nos atendió desde un primer momento, a mis familiares y a mí; y ni que decir el hecho que económicamente no nos genere ningún gasto, ya que como todos sabemos muchas de las enfermedades raras que existen tienen tratamientos muy costosos para los pacientes quienes muchas veces no pueden hacer frente a estos gastos”, dijo.

Concluyó resaltando que “tener un sistema de salud en nuestra propia provincia que te da la oportunidad de continuar con tu vida, de la mejor manera posible, brindándote estudios, tratamientos, medicación y todo lo que necesitas para poder llevar lo mejor posible una enfermedad como esta, es digno de resaltar y contar”.