Pagan salarios con aumento a estatales durante jornada única del 28 de marzo

Compartir

En esferas de la cartera de Economía y en coordinación con las direcciones administrativas de los diferentes estamentos del estado, avanza  todo el proceso de liquidación de salarios del mes de marzo que incluye la recomposición salarial a los empleados públicos anunciada por el gobernador Gildo Insfran.

“A partir del decreto del titular del PEP, los diferentes sectores encargados de todo el proceso de liquidación salarial, incluida la Caja de Previsión Social comenzó a trabajar a partir de expresas directivas del gobernador Gildo Insfran de llegar a completar toda la tarea en tiempo y forma, de tal manera que pueda estar efectivizando los mismos en el cronograma del día único del 28 de marzo, jornada previa a los jueves y viernes Santo”, confirmo el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Jorge Ibáñez.

Es decir que el día miércoles 28 estarán  percibiendo sus haberes con la mejora escalonada fijada, tanto los pasivos dependientes del sistema previsional provincial como la totalidad de los agentes activos de la administración pública provincial.

Los equipos técnicos de la esfera de Economía ajustaron todos los detalles y activaron ya hace días todo el proceso de ejecución de la operatoria de liquidación del valor porcentual del 10% correspondiente al incremento. En ese sentido, se estableció una coordinación a través de las correspondientes direcciones de administración y otras esferas del estado y el mismo Banco de Formosa SA, para este arduo trabajo

Se reconoce que “no es una tarea sencilla”, aunque se indico que esta todo dado para que “a partir de una tarea coordinada con la unidad que liquida los salarios y la gente del Banco de Formosa, se pueda efectuar sin inconvenientes el pago de los salarios a los agentes pasivos y activos con el aumento fijado por el primer mandatario luego de la serie de conversaciones con los gremios”.

Fue expuesto que “el primer beneficiado es el agente estatal con esta recomposición global del 20%, que entiende Ibáñez es un “buen aumento en el marco actual del país” y que anualizado le significa al estado provincial desembolsar recursos del orden de los 1900 millones de pesos. En la segunda escala de esta suba incremental operara en julio con una mejora del 5% y en octubre el restante 5%.

Aunque para el ministro “el impacto positivo de que cada agente estatal tenga un peso más en el  bolsillo es un buen dato para el almacenero, el comercio, la pequeña industria, y los demás segmentos de la plaza local, ante quienes los agentes hacen sus gastos cotidianos que se centran sobre todo en el consumo. Por eso creemos que esto dará una dinámica muy importante a la plaza económica local en general, dado que en se estará desembolsando una cifra del orden de los 1500 millones de pesos para hacer frente a los haberes estatales con el incremento escalonado”.

“Por supuesto que si la inflación no baja el mejor aumento quedara relegado”, advirtió finalmente el ministro.

Asimismo se obvio en entrar en comparaciones con otros estados y los aumentos que estos dieron a sus empleados públicos, aludiéndose a que “cada provincia tiene su realidad, algunas con ciertos problemas hoy que luego son resueltos, y así en general cada una con un escenario particular. Por eso optamos en no hacer cotejos, como tampoco de que pagamos más o menos que otras, o un mejor aumento salarial, pero lo concreto e importante es que se alcanzo un consenso por una suma que el estado provincial garantiza poder pagarlo”.

Otro dato importante reside en que el aumento porcentual se extiende  al resto de beneficios que además del haber mensual, incluyen los que en concepto de horas extras, tareas diferenciadas, días inhábiles, suplementos por guardia, servicios adicionales, complemento por productividad, asistencia social al personal, entre otras percepciones, también y de manera regular,  perciben los agentes de los  escalafones de la Administración Provincial.