Compartir

El gerente del supermercado “El Súper”, Juan Vargas, opinó que los controles a los comercios de diferente escala en la cadena de comercialización por parte de la Subsecretaria de Defensa al Consumidor y Usuario de la provincia son “correctos”.

“Los controles que se vienen realizando desde la Subsecretaria me parecen correctos, no hay nada que objetar ni mucho menos ponerse en contra de las inspecciones, lo cual suena hasta absurdo», consideró el gerente del comercio ubicado en la avenida 25 de Mayo casi Moreno de la ciudad de Formosa.

En cuanto a las irregularidades que se constataron en las inspecciones a los supermercados, opinó que es inadmisible vender mercaderías vencidas o con precios por encima de lo permitido por las resoluciones vigentes.

“No podemos tener mercaderías vencidas en las góndolas, ni tampoco con sobreprecios, con lo cual me parece positivo que se hagan respetar las listas de precios máximos que fijó la Secretaría de Comercio Interior de la Nación», enfatizó.

En este contexto, aseguró que la firma a la que pertenece tiene una política activa para evitar comercializar mercaderías vencidas, la cual se instrumenta de la siguiente forma: “Sesenta días antes se tiene el registro de los productos próximos a vencer y de acuerdo a ello se hacen las devoluciones, siendo un protocolo muy rígido que existe en la empresa internamente”, de esa manera no tienen ninguna mercadería en mal estado exhibida en las góndolas ni guardadas en el depósito.

Inspectora de la Subsecretaria de Defensa al Consumidor y Usuario

Por otra parte, consultado sobre el cuidado de la salud en el marco de la pandemia de coronavirus, indicó que se cumple con el distanciamiento social que rige actualmente. «Estamos trabajando con un ingreso de hasta 10 personas en el local, tenemos bien marcada la distancia entre cada una de ellas, y todo el tiempo los clientes pueden acceder al alcohol en gel».

Asimismo, aseguró que el personal que trabaja en el supermercado cuenta con los barbijos y guantes.

Por último, evaluó que las ventas en los supermercados se vieron afectadas ante la cuarentena y las restricciones a la circulación de las personas. Por tal motivo, comentó que desde la firma comercial se buscan alternativas como ofertas en productos cárnicos los fines de semana y otras propuestas para incentivar a los clientes aunque se sinceró al decir que la gente “toma sus recaudos, y sale lo menos posible de sus casas”.