Para el IFE, se conformó un Comando de Emergencia

Compartir

RIACHO HE-HÉ

A través de ese órgano todos los estamentos municipales brindaron apoyo al operativo especial de pago en la localidad, que prosigue este jueves en la comisaría local.

El intendente de Riacho He-Hé, el profesor Rubén Solalinde, aseguró el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) 2 “es una gran ayuda para las familias”, así como también representa una inyección económica al circuito local de prácticamente $14 millones. Por ello, detalló que cada una de las áreas municipales, como también la Policía provincial y el personal de salud del hospital se sumaron a un Comando de Emergencia.

En ese sentido, el jefe comunal riachense, comenzó agradeciendo las gestiones del gobernador Gildo Insfrán, que hicieron posible el operativo especial de pago en todas las localidades que no cuentan con una sucursal bancaria, permitiendo que la gente no tenga que trasladarse a otra ciudad. “Imagínense lo que sería el traslado de grandes cantidades de personas a cada uno de los pueblos con sucursales bancarias más próximas”, graficó sobre lo atinado de la medida ante la situación del coronavirus. 

En ese marco, señaló que se conformó un Comando de Emergencia local en el cual estuvieron los distintos organismos locales. “A partir de allí se diagramó las dos jornadas de pago del IFE 2, pero también sumado a eso, días anteriores en el Polideportivo municipal se dispuso de un trabajo organizado para cumplimentar también lo que hace al formulario”, detalló.

Ese formulario, en esta oportunidad lo deben completar todos los beneficiarios del programa nacional para luego entregarlo a los responsables de la entidad bancaria en el momento de percibir el beneficiario. Por lo que “para evitar aglomeraciones se realizó en estos días previos un asesoramiento por parte de la Comuna”, agregó el intendente.

Además, Solalinde, mencionó que otra de las tareas que se hicieron en la planificación del operativo de pago fue la señalización del demarcado para cumplimentar el distanciamiento social entre las personas, marcando que para esta acción, “el personal policial de la comisaría y la Unidad Regional prestó servicio”, vigilando que se respeten las medidas de bioseguridad por parte de la ciudadanía.

“A su vez, un equipo se encargó de desinfectar los lugares donde la gente concurre a hacer la fila, y en el sector, donde perciben la asignación en la sede de la comisaría local”, continuó precisando.

En tanto, puso de resalto que el hospital de la localidad se hizo presente en el lugar, a través del personal de salud y una ambulancia ante cualquier eventualidad.

Así fue enumerando el intendente municipal cada una de las acciones, evaluando que eso permitió que el primer día de pago del IFE 2 sea de manera ordenada y dinámica.  

Lucha contra el dengue

En otro orden de temas, el intendente Rubén Solalinde, se refirió a la lucha contra el dengue al señalar las acciones que se vienen ejecutando desde la Comuna, y con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia.

“Contamos con una brigada sanitaria municipal que día a día trabaja”, aseveró, marcando que de acuerdo a una planificación los días lunes, miércoles y viernes se realizan las fumigaciones domicialiarias; mientras que martes y jueves son las tareas de descacharrizado. Y para la fumigación espacial el MDH envía los vehículos a la localidad.

De esa forma, certificó que el trabajo “es permanente” tanto de la municipalidad como del Gobierno Provincial.

En esa misma línea para finalizar, fundamentó que el cumplimiento de todas las medidas sanitarias empiezan primero en el hogar, siendo “las familias la primera barrera sanitaria”, subrayó enfático.