Pérez explicó cómo controlarán que las mercaderías lleguen de los transportes a los comercios indicados

Compartir

Además, resaltó que Formosa es la única provincia argentina que dispone de un dispositivo de fiscalización y seguimiento de los transportes que ingresan al territorio.

El funcionario a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, Edgar Pérez, detalló la tarea que llevará adelante el organismo que conduce para garantizar que las mercaderías ingresadas a la provincia por los transportistas, lleguen a los comercios destinados.

“Es sumamente importante el rol que tenemos todos en la sociedad en este momento que nos toca vivir en el mundo. Este sistema que se implementó en la provincia respecto a la identificación, primero de los medios de transporte, y ahora ampliándolo a los destinatarios en nuestro territorio del ingreso de estas mercaderías, refuerza la idea fundamental que es nuestro derecho a la información”, expresó.

En ese marco, el funcionario indicó que una de las tareas que llevarán a cabo desde la Subsecretaría, en conjunto con otros organismos de gobierno, es fiscalizar el cumplimiento de “esta decisión de nuestro gobierno de poder identificar, para llevar certidumbre a todos los formoseños, esta asociación entre el comercio destinatario de la mercadería y el medio de transporte que ingresa con una señalética”.

“En esta tarea que hacemos de control y fiscalización de precios, de mercaderías, desde los mayoristas o los comercios minoristas, tendrá también colaborando en esta tarea de informar a nuestra comunidad, en los comercios mayoristas”, señaló.

Además, declaró que “como gobierno peronista que somos, uno de nuestros ejes de todo el trabajo político y nuestra acción es instaurar la justicia social en Argentina, en particular en Formosa”, y consideró que en eso tiene mucho que ver la presencia y el rol de contralor del Estado, “porque ya fue visto que pasó en el país cuando durante cuatro años, por decisión de un gobierno neoliberal, se retiró el control del Estado”.

“Subieron los precios, se dolarización las tarifas, se dispararon los negocios al margen de la ley, desaparecieron las instituciones de control. Hoy se recuperó este rol protagónico, que nunca se perdió en Formosa, pero que hoy se refuerza y una de ellas es garantizar el acceso a los bienes básicos de consumo a un precio justo y razonable”, manifestó.

Y agregó: “Allí donde el privado no pueda cumplir ese rol porque no le interesa el mercado, como explicaba Aníbal Gómez, nuestro Estado provincial asiste con bienes básicos de consumo que en este caso lo producen nuestros productores paipperos”.

Por otro lado, Pérez habló sobre los precios de referencia y aseguró  que en Formosa, “la tarea que hace la Subsecretaría con los compañeros fiscalizadores es garantizar que estos precios fijados se cumplan, porque hay medidas que regulan hasta los porcentajes de incremento”.

“En esta tarea estamos trabajando ahora, básicamente sobre los mayoristas, aquellos que a veces cuando las cosas no se cumplen rompen esta cadena de comercialización o pueden distorsionar los precios, que lo terminan pagando los consumidores”, argumentó.

Y recordó que, por prevención, les sugieren a los consumidores asistir al comercio de proximidad, pero para eso “tenemos que garantizarle que allí se venda un producto, sobre todo alimentos o bienes esenciales, a un precio justo”.

“Además, respaldar también las decisiones políticas de nuestro gobierno nacional que ha intervenido en el mercado de comercialización, estableciendo precios de referencia que nos da también certidumbre y que toda esa inyección de dinero que hoy reciben los más necesitados de nuestra sociedad a través del programa AUH o IFE, no vayan a bolsillos de especuladores”, sentenció.

Por último, el responsable de Defensa del Consumidor argumentó que Formosa tiene “el único gobierno provincial en Argentina que cuenta con un mecanismo de control de ingreso al territorio de medios de transporte y personas”.

“Hacemos foco allí porque ingresan a la provincia mercaderías varias, alimentos y debemos conocer a cuánto se están comprando las mercaderías para saber si el precio justo que paga el formoseño en su barrio, respeta lo establecido”, finalizó.