Compartir

A propuesta de la“Comisión de Pescadores Deportivos de la Ciudad de Formosa”, la Defensoría del Pueblo estuvo presente en una reunión llevada a cabo en el complejo denominado “La Recova”, y en la cual el objeto de la misma fue sumar alternativas de resolución a los graves y peligrosos hechos delictivos que se vienen sucediendo uno tras otro, en diferentes zonas del Rio Paraguay y en los cuales ciudadanos argentinos han sido víctimas de delincuentes, quienes se quedan con sus embarcaciones, buscando especialmente- motores grandes- y dejando luego los cascos de las antes citadas.

En esta ocasión el doctor  José Bogado, denuncio la preocupación que los embarga por los violentos hechos delictivos acontecidos en los últimos tiempos en aguas del Rio Paraguay, y expresa que hasta ahora fueron cinco, de los cuales tres de ellos se encuentran denunciados y radicados en la Justicia Provincial, otro en la Fiscalía Federal y uno en la Jurisdicción Paraguaya, agregando que las Actuaciones de Investigación son llevadas a cabo por los Juzgados de Instrucción en lo Criminal y Correccional 2 y 5 de la ciudad de Formosa.

A su turno, el secretario Letrado de la Defensoría, José García, informo a todos los presentes, las diferentes situaciones que se presentan en estos casos cuando hechos delictivos se concretan en aguas cuyas jurisdicciones comparten dos países y por ello es relevante que se trabaje en forma conjunta con las distintas autoridades administrativas y judiciales tanto argentinas como paraguayas. En este contexto el Ombudsman Provincial, Dr. José Leonardo Gialluca, remitió una formal Actuación a la Sra. Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para que en orden a lo que dispone la Ley General de Prefectura Nº 18.398 y la de Seguridad Interior, Ley Nº 24.059, así como las actuales funciones específicas y exclusivas de las diferentes Dependencias de la Prefectura Naval Argentina, que sintetizamos en la Vigilancia y el Control Policial en aguas Jurisdiccionales, constituyéndose en un Auxiliar de la Justicia y además teniendo también como misión, mantener la Seguridad y el Orden Publico en las aguas de los ríos; intervenga eficazmente en todos los casos de inseguridad y delitos que se cometen -a través o en- las aguas del Rio Paraguay y para ello entendemos que se debería dotar a nuestra Delegación de todos los elementos materiales y humanos necesarios para poder cumplir con todas sus funciones, siendo elemental que dada la gran extensión de nuestra frontera, tengan la posibilidad de contar con algún tipo de helicóptero o aeronave que patrulle totalmente las zonas que las autoridades competentes determinen, brindando con ello seguridad a los ciudadanos argentinos y también la posibilidad de lograr combatir estos hechos, así como también el permanente contrabando que se da en nuestra frontera. La coordinación de todo esto, debe quedar en manos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.