Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia, se requirió al ministerio de Salud de Nación, que ante el aumento irracional de los medicamentos  utilizados en patologías de “alto costo” los que tuvieron en el transcurso del año pasado un incremento del 55 al 60 por ciento y continúan remarcándose en toda la cadena de comercialización, llegándose en algunos casos hasta un 236% en medicamentos de consumo masivo; que se tome la “decisión política” para que se regule el mercado de los remedios.

Fue advertido que “si bien se puede argumentar que algunos de los insumos son importados y que esto podría impactar en el precio final de los fármacos, los aumentos que se deben pagar no tienen ningún tipo de justificación y menos aún de control por parte del Estado Nacional; y esto también termina perjudicando a todas las obras sociales del país”.

El Ombudsman Provincial José Leonardo Gialluca denuncio que “si no se implementa de manera urgente algún tipo de regulación a nivel nacional de los precios de los medicamentos, los consumidores tendrán gravísimos problemas para acceder a los mismos sobre todo en patologías complejas como enfermedades oncológicas, esclerosis múltiple, HIV, hemofilia y Gaucher; recreándose también toda una problemática para las obras sociales”.

Considero “necesario que nuestro país tenga en este momento una regulación del mercado de los medicamentos de alto costo, pues no está regulado y son contados con los dedos de una mano los laboratorios que dominan el mercado, lo que hace que los precio los manejen la industria farmacéutica; y esta decisión la debe tomar el Ministerio de Salud de la Nación, pero principalmente el Poder Ejecutivo Nacional y el Congreso de la Nación, “para que los laboratorios trabajen bajo determinadas condiciones, mas allá de que sabemos y conocemos el poder que tienen y ejercen los mismos, pero en este tema estamos hablando del Derecho Humano a la Salud de la población y es intolerable la ausencia del Gobierno Nacional”.