Compartir

Como consecuencia de la denuncia efectuada por la Defensoría del Pueblo contra la fabrica Unitan Saica quien semanas atrás varios vecinos de la zona circundante registraron la presencia de material particulado, constituido por una sustancia de color negro, todo lo cual fue constatado por el Organismo de la Constitución Provincial, mediante las actuaciones de rigor.

En este sentido se recepcionó el descargo correspondiente por el Jefe de la Fabrica, Daniel Eichemberger, quien aclaró que “el día domingo 2 de julio se produjo una típica acumulación de cenizas (producto de la combustión dentro del hogar de la caldera) que ocasionó que el sistema de descarga no fuera suficiente para captar todo el caudal que la caldera generaba y dio como resultado, durante un breve lapso de tiempo, un arrastre hacia la chimenea de descarga a la atmosfera. Detectado el inconveniente se procedió a dar solución al mismo mediante la limpieza manual de los conductos para liberar bien toda la zona con exceso de cenizas adheridas a las paredes. De esta forma la caldera y la planta continuaron con su marcha de manera regular; siendo la naturaleza del polvillo detectado inocuo para la salud de la población”. (Sic).

Abundo el ingeniero de la fábrica Unitan que “recién en el feriado del 9 de julio la planta fabril estuvo parada y se precedió a la revisión y limpieza con el objetivo de asegurar una buena circulación, captación y descarga de cenizas. Señalando el mismo que la situación antes descripta tiene un carácter de extraordinaria y por ello se encuentran analizando implementar distintas alternativas para hacer mas eficaz las respuestas a situaciones como la vivida”.

El Ombudsman Provincial José Leonardo Gialluca, señalo, “que ya estamos cansados de las justificaciones, explicaciones y situaciones extraordinarias que siempre alega esta firma, que como todos sabemos ha quedado ubicada en el tiempo, prácticamente en el centro de nuestra ciudad capital y en una zona altamente poblada por vecinos que en esta oportunidad han tenido que soportar nuevamente que el polvillo y cenizas se esparcieran por el aire y sus viviendas, lo cual Institucionalmente para nosotros no constituye una situación extraordinaria  como entiende la empresa, sino un cuadro de extrema anormalidad y que en consecuencia ante el reconocimiento de los hechos por la misma, ahora pediremos las sanciones correspondientes a la subsecretaria de Recursos Naturales Ordenamiento y Calidad Ambiental”.

Todo esto, en el entendimiento que emprendimientos de esta naturaleza, “ya no pueden continuar funcionando dentro de una zona residencial y lo primordial es iniciar las acciones para la reubicación de esta empresa, por el tipo de procesos que lleva adelante”.-