Compartir

La Defensoría del Pueblo de la Provincia pudo constatar la existencia de centenares de agujas y jeringas descartables en los barrios El Hornero y San Isidro Labrador, lo cual llevo a labrar un acta de relevamiento, con la presencia de vecinos del lugar (intersección de las arterias O’Higgins y Alicia Moreau de Justo).

Se indico que desconociéndose por ahora quien las habría arrojado en el lugar, lo que ha causado preocupación y gran asombro de quienes viven en la zona pues se pone en este caso en riesgo la salubridad pública de niñas, niños, adolescentes, y demás personas que circulan por el lugar.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, solicito la inmediata actuación al director de Saneamiento, Bromatología, y Zoonosis, José Francisco González, requiriéndole que ordene realizar la inmediata recolección y limpieza del lugar de lo que constituyen residuos biopatogenicos previstos en la Ley Provincial Nº 1210/96, y cuya recolección y tratamiento poseen un protocolo de actuación especifico, partiendo desde su recolección y posterior  método de procesamiento, por lo que además también se requirió se investiguen a los responsables de estos hechos, ya que se podría individualizar el establecimiento, clínica o profesionales u operarios que hayan arrojado dichos elementos, cuando todo ello debe ir a parar a la planta de residuos biopatogenicos existente en el barrio San Antonio.